Zatoichi´s Flashing Sword [7] (1964)


El destello de la muerte
Por Fingolfin

Kazuo Ikehiro vuelve a rodar una película de Zatoichi sin salir de 1964. En esta ocasión la técnica empleada no nos deja tantas novedades y recursos de efectos como la anterior, pero sobretodo se le agradece que las coreografías sigan siendo tan perfeccionistas en medio de esa oscuridad extrañamente bien utilizada.

Zatoichi es disparado por la espalda mientras paseaba tranquilamente lejos de su agresor. Una persona cuya identidad le es desconocida se ocupa de todo para que sea tratado y curado de su herida. Para agradecerle este gesto, Zatoichi viaja al lugar donde vive, y descubre que es la hija de un importante jefe yakuza local. Los problemas vienen en la pugna de dicho jefe con Yasuguro, otro yakuza ambicioso que desea el control del vado por encima de todas las cosas y que no dudara en secuestrar y torturar si es necesario.

Durante toda la saga han querido asesinar a Zatoichi por muchas cosas: por entrometido, por necesidad, por venganza, por dinero, por encargo…etc. En esta ocasión el motivo es simplemente “la fama”. Cuando Seiroku le dispara por la espalda, lo unico que buscaba era poder decir que él habia matado al gran Zatoichi, mostrandose desinteresado por todo tipo de beneficio económico.

Una vez mas el espadachín tendra que enfrentarse a la ambición y ruindad de despreciables jefes yakuza, y de una manera u otra su papel en la historia será totalmente casual. En estas luchas es donde se le aprecia su gran espiritu yakuza, recriminando a criminales como Yasugoro que sean ellos los que desvirtuan su profesión.

Ahora, y aprovechando el titulo del film (que también es “The Sword of Zatoichi”), me gustaria hacer algunas reflexiones sobre su técnica de espada. En el comenario de “Zatoichi on the Road” hablé sobre el estilo que utilizaba y sus caracteristicas principales; ahora sobre lo que quiero hablar es el porqué.

Como el personaje dice en innumerables ocasiones, él nunca desenvaina primero, lo que tiene un doble sentido. Por una parte viene a decir que Zatoichi nunca empieza una pelea si no es provocado; por otra, al ser ciego y basar su ataque en el movimiento del rival, debe esperar a ser atacado para poder responder y adivinar la posición. Incluso en la fantasia de un ciego superdotado no se pone en duda que deba esperar el ataque para poder responder. Partiendo de esa base, la unica manera de tener éxito es ser mucho mas rapido que el rival (de ahí el uso de “el arte del rapido”), y eso le obliga a utilizar una espada corta, mucho mas maniobrable que las largas katanas y muy util para cortar al enemigo desde tan cerca. Finalmente el “reverse sword drawing” no es si no una forma de ganar fuerza y velocidad al desenvainar desde la posición de baston.

En las coreografias cabe destacar el infinito cuidado de Kazuo Ikehiro por que todo sea perfecto. Cuando Zatoichi se encuentra rodeado calcula sus moviemientos exactos para que todos los asaltantes caigan simultáneamente en diferentes direcciones, sin que de apariencia de estar provocado por el director. Así mismo, en muchas ocasiones he afirmado odiar la oscuridad en los comabates, pero Ikehiro juega mucho en este terreno. Está claro que no existe ninguna forma de ver nada en una oscuridad absoluta, y consciente de ello lo que hace es cambiar la mentalidad del espectador, y en lugar de volcarle a ver una gran lucha, decide divertirle con otro tipo de cosas (valido es el ejemplo de la habitación oscura donde Zatoichi espera a los yakuza y dice entre la penumbra “que vayan pasando los que se hayan cansado de vivir”). Por ultimo decir que en alguna otra ocasión deja focos de luz sobre los personajes, manteniendo solo el negro alrededor (si lo recordamos, Hideo Gosha también hacía eso en “Goyokin”).

La frase “una mas de Zatoichi” es la mas adecuada en esta ocasión, tomando en cuenta lo que significa eso dentro de esta saga…diversión asegurada.

1 comentario:

SunkDevifull dijo...

Otra muy buena película de Zatoichi, en un año bastante bueno en general, si no fuera por "Fight, Zatoichi, Fight", a la que ahora llegaré, xD