Enter the Dragon (1973)


El gran torneo
Por Fingolfin

Probablemente a nivel internacional ha sido el mayor éxito de Bruce Lee y su película más afamada (quizás también la mejor). Se me crearon serias dudas sobre si comentarla o no, ya que el director es americano y Estados Unidos participó en la producción del film. Sin embargo y después de todo, el cartel de actores es chino casi entero, y el trabajo de Hong-Kong está presente por todas partes.

Lee (Bruce Lee) es un estudiante del templo Shaolin y gran dominador de las artes marciales. Un día su maestro le encomienda la misión de eliminar a Han, un traidor a las creencias y filosofía del templo; y llovido del cielo, un investigador americano le invita a participar en el torneo de su enemigo para encontrar pruebas con las que poder culparlo. Una isla sin armas de fuego, los mejores luchadores del mundo, y el despiadado Han, serán los testigos del film.

¿A que suena la trama? Si alguien ha visto las películas de “Tekken” (famosísimo videojuego de lucha), también tenemos un villano que vive en una isla-fortaleza, del que solo hay una fotografía, y cuyo único vínculo con el mundo exterior es un torneo que celebra cada cierto tiempo. Continuando con la relación, la entrada de Bruce Lee buscando pruebas es similar a la de Lei Wulong en “Tekken”, aunque sus papeles de luchadores no se explotan de la misma forma.

Otro recuerdo que se me viene a la mente por el tema del torneo en un lugar exótico es la inolvidable “Mortal Kombat”. En aquella película había un personaje americano, chistoso y cargado de equipaje que iba de listo a la isla, similar a John Saxon en su papel de “Roper”. Bruce Lee ya no encarna a ningún idiota como estábamos acostumbrados, sino que es un hombre inteligente, astuto, y muy desenvuelto fuera del templo Shaolin (muy parecido a Liu Kang).

El hecho de que Bruce Lee pierda su papel de paleto y se convierta en una persona muy inteligente obliga un cambio en el sentido del humor de la película, que precisamente ahora refuerza su astucia. Eso sí, la escena de mujeres semidesnudas continua presente la noche previa a que se inicien los combates.

Buenos combates. Las coreografías se van adaptando mas a los tiempos modernos, buscando un poco de interacción entre los luchadores para que no solo haya golpes de un lado y del otro. La acción ocupa el 75% del metraje, y todos los chinos que salen (incluso los mendigos que escapan de sus celdas) saben artes marciales (he aquí la influencia americana y su creencia de que todo chino sabe luchar).

John Saxon, Bruce Lee, Jim Kelly, Robert Wall (el legendario y omnipresente americano barbudo) y Kien Shih serán los que proporcionen la diversión en un sinfín de combates de los que destaco uno. La pela final entre Lee y Han, en una sala repleta de espejos y con excelentes, confusas e innovadoras tomas.

Mi última recomendación es que busquen la versión original (lo que siempre hacemos), pero esta vez de una manera especial ya que el doblaje de Bruce Lee en español es…dejemoslo en desagradable.

2 comentarios:

otakupsx dijo...

de casualidad me encontre kon este blog esta buenisimo bye

Fingolfin dijo...

Me alegro que te guste el blog, esperamos verte por aqui a menudo :D

Un saludo.