Wild Card (2003)


Un verdadero cuerpo policial
Por Master of Hate

El cineasta Kim Yu-jin, avalado por una larga trayectoria, da una muestra de lo que representa la experiencia no algo que se lleva de adorno. “Wild Card” es una cinta que cae dentro del género policíaco, y que podríamos decir es un tanto “típica” en cuanto a su trama, pero también está muy bien lograda en todos sus aspectos.

Un respetable grupo de policías velan por la seguridad de los residentes del sector que está a su cargo, sin embargo un grupo de delincuentes empieza a cometer una serie de atracos en los que ya ha habido victimas fatales. El pánico empieza a sembrarse, pero el equipo ya ha puesto en marcha un plan para detener a los delincuentes. La investigación avanza, pero al mismo tiempo otros problemas se revelan, problemas más personales y cotidianos que muestran que cumplir la ley no es una tarea fácil.

“Wild Card” no es una cinta vacía, cuyo único propósito es mostrar lo duros que son los policías o modelar las escenas de acción de siempre. Algo que se agradece es el hecho de mostrar una cara algo más sensata y real de lo que es ser un detective. De esta manera, somos testigos de una trama que logra exitosamente desarrollar muchos personajes y contarnos lo suficiente de cada uno como para simpatizar con él. Es posible ver un poco más el trabajo en conjunto, que centrado en uno o dos personajes, de igual modo, las relaciones entre los detectives son bien construidas dando la impresión de que en verdad se trata de un equipo.

También resulta un tanto refrescante que los hombres a capturar no tengan nada que ver con la mafia o gángsteres, cosa que se ve muy generalizada en otras películas. Por otro lado, algo que no hay que dejar pasar es el toque de humor, leve pero constante, que se ve por toda la película, sin duda es un gran acierto aliviar la tensión con unos cuantos chistes bien colocados. Hablando de actuaciones tenemos varios rostros conocidos en el film, tales como Yang Dong-kun(“Fighter in the Wind”, “Disco King”) y Jeong Jin-yeong (“Bichunmoo”, “Hi! Dharma! “) entre otros.

“Wild Card” es una cinta, sobre todas las cosas, bien hecha, un tanto "cliché" en algunas cosas, pero con detalles muy interesantes y un guión elaborado. No se hace pesada y sabe mantener el interés por su historia. El correcto balance de elementos que encontramos en ella, la hacen una muy recomendable para los fanáticos de estás películas. Un trabajo honesto y bien logrado, que quienes quedaron poco conformes con cintas como “Nothing To Lose” deberían ver.

No hay comentarios: