Steal It If You Can (2002)


Mal sabor
Por Master of Hate

Kang Sang-tae (Park Sang-Myeon) es un abnegado padre que añora que su familia le de el lugar que le corresponde como cabeza de la misma. Lamentablemente sus hijos no le muestran demasiado aprecio, y encima de eso, su esposa tiene una enfermedad (vaya Dios a saber si existe algo así) que no le permite distinguir el sabor de las comidas, así que es obvio que en casa la comida no es del todo agradable. Choi, Kang-jo (So Ji-seob) es un exitoso empresario y todo un líder en el mercado de los videojuegos. A pesar de tenerlo todo, Kang-jo se siente aburrido por lo que en las noches se convierte en un astuto ladrón. Este extraño pasatiempo lo lleva a la cosa de Sang-tae la cual se convierte en el sitio favorito de sus fechorías. Está es la oportunidad para Sang-tae de rehabilitar su nombre como padre, atrapando al malhechor.

Una película extraña sin duda, aunque si alguien se decide a verla considerara que he usado un eufemismo. Está es la primera cinta de Lim Kyung-soo, director de la poco atractiva “Diary of June”. Este primer trabajo, conocido también como “Can’t Live Without Robbery” claramente intenta basarse en una trama absurda para intentar despegar unas cuentas sonrisas. El principal problema es que no lo consigue en ningún momento, luego pasa que la trama es quizás demasiado ridícula y esta llena de escenas innecesarias que intentan simplemente justificar el tiempo de largometraje.

Me gustaría poder rescatar algo de esta película pero se me hace muy difícil. Si hablamos de comedias, hay una gran cantidad muy superior en todos los aspectos, por lo que no solo queda muy por detrás de lo que se podría considerar el nivel medio de una comedia coreana.

Aunque hay un par de rostros conocidos, las actuaciones no tienen ninguna repercusión importante y solo por cumplir mencionaré a Park Sang-Myeon (“My Wife is a Gangter”, “Hi! Dharma!) y a Song Seon-mi (“Mokpo the Harbor”, “My Boss, My Hero”).

Me da un poco de pena tener que ser tan duro con algunas películas, pero cuando no hay realmente nada que las pueda salvar de la hoguera, no queda más que arrojarlas sin pensarlo dos veces. Demás esta decirles que huyan de ella si la ven cerca.

No hay comentarios: