The Tiger Blade (2005)


Stunts de segunda
Por KeNJi-Kun

Yos es impulsivo, algo playboy y temerario; sin embargo no hay ningún policía en Bangkok que pueda equiparársele. La última misión que se le ha encomendado será infiltrarse como preso en un autobús donde transportan criminales de una cárcel. Tras un rescate estos lograrán evadirse con éxito lo que provocará que Yos y sus compañeros comiencen una frenética persecución. Cuando descubran que uno de sus miembros se ayuda de la magia negra nuestros héroes recurrirán por su parte a una espada mística con tal de vencerlos.

"The Tiger Blade" es uno de esos casos en los que parece haberse estudiao más a conciencia el trailer que el contenido de la cinta en sí. Hablamos de un film claramente inspirado y creado a partir de la fórmula que originó recientemente "Ong Bak", la cual no deja de ser a su vez, una vuelta en el tiempo a la acción de Hong-Kong de los 80. Tiroteos, peleas salvajes apoyadas en cables y stunts imposibles se suceden, añadiendo algunos salpicones de comedia que se me antoja bastante thailandesa.

Dejando a un lado la consabida inexistencia de inquietud artística alguna en su guión, pasamos directamente al motivo por el que nos asomamos a esta película: su acción (¿o debería decir trailer?). Su realizador, Teeratorn Siripunwaraporn, inicia con un tiroteo al puro estilo John Woo, después vendrán las peleas cuerpo a cuerpo ayudadas de cables, y con algúnos momentos interesantes, las persecuciones,los vehículos, explosiones, y alguna que otra fantasmada de esas que tanto nos gustan. En general la acción del film raya a un nivel más que aceptable, pero si que es cierto que achaca irregularidad, es decir, que la acción a veces convence sobradamente, y otras se queda algo corta. En ocasiones por rápidez, otras por precisión, o por el descaro en el uso del cableado en momentos cumbre. (Y recuerdo una escena en que trás una caida parte de la colchoneta se deja ver tímidamente).

Por otra parte tenemos una fotografía aceptable, banda sonora de consumo rápido pero efectiva a fin de cuentas, y un elenco en el que encontramos a Atsadawut Luengsuntorn, Phimonrat Phisarayabud, Pongput Wachilabunjong y Suengsooda Lawanprasert, quienes, sin sobrarle el talento, hacen lo que pueden a partir del propio guión sobre el que nadan, que no es demasiado.

Poco más que decir sobre un film que no tiene demasiado que ofrecer, más que unas escenas de acción irregulares, que dejarán satisfechos a los menos exigentes, y sabrán a poco a los aficionados más curtidos. Un producto de puro entretenimiento, para ver y olvidar, y del que se agradece a sus creadores la corta duración del mismo. Para fanáticos de la acción, que no de las artes marciales.

No hay comentarios: