Fighter in the Wind (2004)


El Musashi coreano
Por Fingolfin

Al fin voy a salir un poco de Japón para comentar una de mis películas favoritas de Corea. Ayer mismo fue la tercera vez que la veo, y extrañamente me ha gustado menos que las anteriores ocasiones. Dirigida por Yun-ho Yang (“Libera me”, “Hollyday”), y protagonizada por Dong-kun Yang (“Hae-jeok, Disco King”), “Baramui Fighter” fue una de las películas mas destacables de artes marciales en el año 2004.

Lo primero es que la historia está “basada en hechos reales”, aunque a mi parecer un poco al estilo de las que dan por la tarde en Antena3 (televisión de España). Según he leido, Oyama (cuyo nombre original coreano es Choi Baedal) fue el fundador del estilo yokushinkai, y vivió durante el periodo de ocupación japonesa en Corea. El problema que antes mencionaba a la hora de basar la película en una historia real es que al parecer la han basado en el comic que se basa en la historia…una desviación que puede convertirse en importante.

Choi Baedal comienza como un luchador mediocre, humillado en muchas ocasiones y sin el poder para defenderse de la opresión japonesa. En el afamado libro de Miyamoto Musashi, “Los 5 anillos”, encuentra los preceptos y la inspiración que marcarán su vida desde ese momento.

La película tiene varias fases si pensamos en la habilidad del protagonista. La primera fase podríamos decir que es la que contiene las principales humillaciones que configuran su triste pasado, ganándose la ridícula fama como “el meón de Ikeburo”. La segunda fase le convierte en un pequeño héroe para las mujeres japonesas, a las que salva de los constantes desfases de los americanos. Esos americanos cuya arma oficial es la navaja y el vidrio roto, y que van por la calle gritando “Fucking Bitches” mientras tratan de violar toda mujer que encuentran (para mas información consultar “Born to Defend” de Jet Li). Finalmente la tercera fase es la que entra después de su duro entrenamiento en la montaña, y la que abre el camino de las futuras hazañas.

Los parecidos con la historia del mito japonés Miyamoto Musashi son enormes, siendo el mas importante su constante búsqueda de hombres fuertes, y el interés desmedido de ser el mejor luchador del mundo. En la propia película llegan a relacionar a ambos, provocando la repugnancia de la conservadora liga de las artes marciales de Japón, y convirtiendo a Choi Baedal en su principal enemigo.

En el aspecto técnico cabe destacar la increíble fotografía. Excelente en todo momento e incluso abusiva, con algunas imágenes que bien podrían servir de wallpapers. El acompañamiento musical es igualmente estupendo, y a nivel personal me encantó la música del entrenamiento en la montaña.

Los combates están rodados un poco al estilo americano, es decir, con demasiados trucos. Algunos de los recursos de cámara son la congelación de imagen, el blanco y negro, ralentización borrosa de las tomas, y alguna que otra aceleración. En peleas con elaboradas coreografías representaría un problema mucho mayor. En “Fighter in the Wind” no es tan importante, ya que los cortes de cámara no afectan los movimientos rápidos y concretos de cada combate.

“Baramui Fighter” tiene drama, acción, y suponemos que la mas o menos verídica historia de Choi Baedal, con una gran elaboración y calidad. Una de las películas favoritas del 2004, y de las que a todo aficionado a las artes marciales disfrutará de principio a fin.

No hay comentarios: