Yojimbo (1961)


Juego a dos bandas
Por Fingolfin

Otra de las grandes del maestro Akira Kurosawa. No solo es una gran película, sino que podría valorarla como una de las mas divertidas y cautivadoras que he visto jamás. No es fácil mantener al espectador entretenido durante 110 minutos, pero como siempre, el director va más allá.

Nuestro protagonista es un samurai que crea su propio nombre para la ocasión: Sanjuro Kuwabatake, aunque siempre será recordado como “Yojimbo” (guardaespaldas). Al llegar a un pueblo lo encuentra dividido en dos bandos. Dos hombres luchan por conseguir el poder, y tienen al pueblo atemorizado y arruinado. Solo el constructor de ataúdes encuentra la situación útil. En este ambiente será donde Yojimbo despliegue toda su inteligencia para sacar el máximo de beneficio posible, sin decantarse por ninguno de los dos.

Tenemos una situación al estilo de “guerra fría”. En lugar del enfrentamiento directo, cada una de los grupos se hace el mayor daño posible a través de terceros, ya sean comerciantes, rehenes, o simplemente gente que los respalda. La entrada de Yojimbo es un elemento determinante. El es un hombre de combate, mientras que la gente de Seibei, y de Ushi-Tora son simples camorristas. Evidentemente todos pujan para que se les una, pero el que se lo lleva no es el mejor postor.

En este panorama, Kurosawa introduce muchos elementos que apelan a la comicidad, e incluso se acoplan personajes especialmente con esa finalidad (es el caso de Inokichi), pero que además representan un papel importante. La actuación de Toshiro Mifune como Yojimbo es desbordante, y no hay mucho más de este hombre que no haya dicho ya. El acompañamiento es de lujo, el mítico Tatsuya Nakadai también hace aparición con un papel odioso y ruin, destinado a recoger el odio del espectador (una lastima que hoy en día sea imposible odiar a Tatsuya). Por último nombrar al que hace de Tokuemon, no es ni más ni menos que Takashi Shimura. Un cartel increíble que rinde al nivel esperado.

Pese a lo que pueda parecer, la acción está reservada a escenas muy concretas, y solo en los momentos oportunos. Durante el resto del film podremos disfrutar de las excelentes caracterizaciones de los personajes menos relevantes, que alcanzan los niveles de “Los 7 Samuráis”, gracias a la cantidad de minutos de pantalla que se les brindan.

Un acompañamiento musical muy adecuado pone el broche de oro a una de las obras más fascinantes y famosas de Kurosawa. Absolutamente imprescindible, para amantes, y para aficionados.

1 comentario:

SunkDevifull dijo...

Como entretenida... yo creo que es la más de Kurasawa, incluso por encima de otros clásicos como "Los Siete Samuráis" ó "Rashômon" que tienen más altibajos u otras películas de jidai-geki que son más lentas.
Eso junto con el hecho de tener una trama interesante, de tener sus combates chambara, dos grandes actores y un mejor aún director, hace "Yojimbo" imprescindible.
En menor medida, pero me han gustado la mayoría de los remakes que he visto, como "Por Un Puñado de Dólares" de Clint Eastwood ó "El Último Hombre" de Bruce Willis.

Quizá lo peor de todo esto sea la mediosecuela "Sanjuro" que me pareció realmente mala y de lo peor de Kurosawa...