First Kiss (1998)


La espera no valió la pena
Por Master of Hate

“First Kiss” es la segunda película del director de la conocida “Volcano High”. Con esta película el señor Kim Tae-gyun se mete de lleno en el peligroso terreno de la comedia romántica, y digo peligroso, porque se puede comparar una avenida de mucho transito: no hay mucho espacio por donde circular.

Empecemos diciendo que la trama de por si, deja vislumbrar que el director apuesta por el talento del elenco para sacar adelante su idea. Cosa que es jugar con fuego, porque si los actores tampoco logran destacar en su trabajo, de ninguna manera el resultado va a ser lo suficientemente bueno.

Choi Ji-Woo interpreta el papel de Song Yeon-hwa, una joven (ya no tan joven) que debido a su extrema timidez e ingenuidad jamás ha tenido la oportunidad de besar a un hombre. Ahn Jae-wook hace las veces de galán en el personaje de Han Kyoung-hyun que obviamente tendrá la misión de sacar a Song de las tinieblas.

No hay peor cosa en una película, que la mayor parte del tiempo sientas que la historia se estanca en un punto muerto, y no avanza, ni tan siquiera un poco. Esto es exactamente lo que ha pasado. La pareja en cuestión trabaja para una popular revista de farándula, siendo ellos un equipo de reportera y camarógrafo respectivamente. Al principio, Song se muestra áspera y huye a los intentos de Han, que quiere ser amigable con ella, esto se mantiene casi hasta el final, pero como es de suponer, la magia terminara surgiendo, en este caso, de la nada.

Hay 2 factores importantes, que han ayudado a que el film no merezca un aprobado satisfactorio. Primeramente, la supuesta química entre los protagonistas, no es suficientemente solidad y resulta casi forzado su enamoramiento. Y segundo, se juega demasiado con la paciencia del público, esperando que conecte rápidamente con los personajes.

“First Kiss” tiene algunos momentos entretenidos, pero ha quedado muy lejos de ofrecernos la suficiente dosis de calidad. Recomendable a los que quieran ver a la bella Choi Ji-Woo (y algunos cameos interesantes), mas no a quienes quieren cine de verdad.

No hay comentarios: