A Man Who Went to Mars (2003)


Mejor quedarse en la tierra
Por Master of Hate

Esta claro que las cosas no siempre salen como se planean, y me parece que algo similar ha ocurrido en “A Man Who Went to Mars” que pareciera tener un potencial muy grande, pero a la larga ha quedado muy por debajo de lo que se puede esperar. En su segunda película el director Kim Jeong-kwon no logra repetir el éxito que tuvo en su debut con “Ditto”

La trama no es demasiado complicada, aunque si tiene algunos puntos interesantes, y logra un desarrollo inteligente. Todo da comiendo en un pequeño poblado en donde una niña empieza a enviar cartas hacia Marte, donde su padre le dijo que estaría después de muerto. Las respuestas no se hacen esperar, pero no es precisamente su padre el que contesta las cartas, si no su mejor amigo. Poco después, la niña tiene que mudarse a Seoul, y por ende separarse de ese amigo. Los años pasan y ella regresa al pueblo. Todo indica que el destino los unirá, pero el crecer en mundos distintos, les hace tener perspectivas diferentes de la vida.

Al igual que en “Ditto” el director opta por utilizar el tiempo como punto fundamental de la historia, que sirve de detonante para unir y separar. La narración es bastante detallada, y en los primeros minutos la historia se arma sólidamente, pero hay una notable tendencia a explotar escenas sin trascendencia. Cuando el filme parece tomar vuelo, nuevamente baja sus revoluciones y roza la dejadez.

La pareja conformada por So-hie (Kim Hee-seon, “Bichunmoo”) y Seung-jae (Shin-ha-kyun, “JSA” “Save The Green Planet”) no pareciera congeniar mucho, pero de todos modos este no resulta el único problema. La impresión que he tenido es la de un film sumamente lento, y ojo con esto, porque no digo que una película con un desarrollo lento y detallado sea mala, si no que el film es lento, y a la vez se siente vació. Más allá de que desde el primer momento estemos al tanto del amor que Seung-jae siente por So-hie, no resulta tan buena idea revolotear alrededor de la misma idea de principio a fin sin nada más. A parte, he tendido la impresión de que esta cinta, intenta parecerse (quien sabe si intencionalmente) a “Ditto”

No sugiero que el ingrediente que falta sea el melodrama y las formulas tan gastada de siempre. Existen numerosas cintas que pueden hacer alarde de prescindir de ellas y tener un resultado inmejorable. Por otro lado, mucha de la historia, no es ningún misterio, sabemos muchas cosas con anticipación, y aunque eventualmente llegan, el transcurso es algo tedioso.

Se supone que estamos ante una película de drama y romance, pero termina siendo casi anti-drama con un mínimo de romance. Definitivamente, no la recomiendo, a menos que tengan insomnio.

No hay comentarios: