SW: The Dragon God (1960)


Rodeado por las tinieblas
Por Fingolfin

El duelo de Ryunosuke con Hyoma acaba en tablas, pero ambos están heridos. El asesino se une al grupo Tenchu, que lucha por una nueva era, y se esconde en las montañas. Hyoma por su parte reanuda la búsqueda para intentar terminar lo que empezó, y para ello trabaja con los perseguidores del grupo Tenchu para tratar de cazarle.

Ese mismo año, justo después de acabar con “Great Buddah Pass”, Kenji Misumi nos ofreció la segunda parte de la trilogía. Excepcionalmente, contra todas las opiniones que he leído, y contra lo que se esperaba, la considero mejor a su predecesora, y posteriormente explicaré los motivos.

El grupo Tenchu cumple la misma función argumental que en su momento hizo el Shinsengumi. Es solo un entorno, o un marco para provocar el enfrentamiento entre los dos personajes, situándolos en bandos enfrentados (en “Great Buddah Pass” Ryunosuke estaba del lado de Serizawa, como no podía ser de otra forma dado el perfil de ambos, y Hyoma en el de Kondo).

El carácter de Ryunosuke (que actúa con el nombre falso de Yoshida Ryutaro) sufre una importante evolución. Su sed de sangre se calma un tanto, y en la casa de Tango Ueda parece encontrar una cierta tranquilidad, respaldada por el contacto que mantiene con Otoyo, una mujer idéntica a como lo fue Ohama (de hecho son la misma actriz). En conclusión, podemos decir que la actuación de Raizô Ichikawa me dejó un mejor sabor.

De la misma forma, Kenji Misumi mejora su trabajo con varias técnicas innovadoras. Para empezar, la película comienza con un vacío. “Great Buddah Pass” terminaba en una situación de máxima tensión, y ésta comienza justo al acabar el enfrentamiento, por lo que el director se aprovecha de nuestra desorientación para construir un nuevo film. El final es igualmente inconcluso, pero tiene la misma tensión o incluso más que la anterior.

En el aspecto gráfico, también la considero mejor. Los escenarios son generalmente bastante trabajados, la música es muy acertada, y en conclusión, el entorno es el ideal para lo que se quiere representar. Mejorada segunda parte de “Satan´s Sword”, que deja el terreno listo para que la siguiente sea la ultima.

No hay comentarios: