Hard-Boiled (1992)


“Ballet de balas”
Por KeNJi-KuN

Hong Kong vive una ola de violencia de las tríadas a la que la policía apenas puede oponer resistencia. Tan sólo un duro inspector, apodado “Tequila”, se atreve a luchar con sus mismas armas y, de manera muy personal, cuando su compañero es brutalmente asesinado en una espectacular masacre llevada a cabo en una casa de comidas. La investigación le lleva entonces a enfrentarse con una peligrosa tríada, liderada por Johnny Wong, que cuenta entre sus líderes con un atormentado asesino, Dongó, que pronto se convierte en un aliado inesperado de este policía contra el crimen organizado.

Que se puede decir de esta película que no sepa cualquier aficionado de a pie del cine oriental, o simples amantes de la acción. “Hard-Boiled” es el summun del cine de acción de HK. La combinación perfecta entre el ‘bullet ballet’ y el ‘heroic blooshed’ más brutal, denso, espectacular y divertido. Se cuenta que este film de John Woo fue concebido como una película para los fans, y sea esto más o menos cierto la verdad es que así lo parece. Tendremos todos los elementos habituales de los films de Woo elevados a la enésima potencia.

A través de 126 intensos minutos seremos testigos de ráfagas explosivas, cámaras lentas, palomas sobrevolando la escena, coreografías pirotécnicas asombrosas, música de antología, impactos de bala, sangre, sudor, lágrimas y algunos de los tiroteos más largos que se hayan visto nunca en una pantalla, como demuestra la escena final.
La copia final tuvo que sufrir el recorte de la censura de Hong Kong, que obligó a John Woo a eliminar unas veinte escenas consideradas sangrientas, pero como bien supondrán: esto fue un acto totalmente desproporcionado.

Además de todo esto disfrutaremos de las interpretaciones de tres grandísimos actores en todo su esplendor, ni más ni menos que Chow Yun-Fat, Tony Leung-Chiu Wai y Anthony Wong. Especialmente los dos primeros están colosales, llevándose la palma el señor Tony Leung. (Es impresionante el carisma potencial que desprende este actor).

Conclusión, este film inmune al paso del tiempo supuso un broche de oro para la carrera de John Woo en HK, la cual no perdemos la esperanza que se reemprenda un buen día, y como curiosidad para los menos avispados, decir que el propio director se reserva su papel como dueño del bar que frecuenta Chow Yun-Fat, y cuyo personaje es casi la voz de la conciencia de éste.

1 comentario:

JohnTrent dijo...

La vi hace unos años pero mi recuerdo que me gusto bastante. Me gusta como dirige las escenas de accion John Woo, es un artista de la violencia, la hace parecer un baile practicamente, me encantan esas camaras lentas marca de la casa, las palomas que saca en todas sus pelis, los primeros planos de miradas agresivas...es un autor dentro del genero, sin duda. Ultimamente, eso si, le he perdido la pista...no he visto ni Windtalkers, ni Paycheck. Por lo que he leido prepara una nueva pelicula de He-Man...me sorprende este proyecto, a ver que sale de ahi.