Sha Po Lang (2005)


1994, Hong-Kong
Por KeNJi-KuN

Un obstinado policía tiene una familia de testigos para incriminar a un capo de la triada quien es, a su vez, su principal enemigo. Pero un accidente provocado por éste, deja sin vida a la familia menos a la hija menor (de la que se hace cargo), en este accidente al agente se le detecta un tumor maligno en el cerebro, por el cual no tiene mucho tiempo de vida, lo que acrecienta aún más si cabe sus ansías por capturar a este delincuente. Además, estando próximo al retiro, es presionado por la presencia de su reemplazo.

Wilson Yip Wai-Sun (“White Dragon”, “2002”, “Skyline Cruisers”, “Juliet in Love” entre otras) nos ofrece en esta ocasión un thriller dramático de acción que incluye nombres tan interesantes como Donnie Yen, Simon Yam, Wu Ping y Sammo Hung. Como se ha dicho en muchos sitios, el film es una mezcla de influencias de obras anteriores como “Infernal Affairs” o “Colour of the Truth” y también es una película como las que hacía años que no se producían en la antigua colonia (HK).

Ante todo decir, pese a que todos adivinarán que no hablamos de ninguna obra maestra, que nos topamos con un film más que decente y digno, que supera la corrección en todos sus aspectos. Claro está que en ningún momento del film seremos testigos de momentos que igualen o ni siquiera se acerquen a la intensidad dramática de la mencionada “Infernal Affairs”, pero no creo siquiera que se intentase por parte de sus creadores. Por otro lado la combinación de un envoltorio cuidado con contenido y la acción “made in hk” con sabor a los ‘90 resulta una fórmula rejuvenecedora y fresca en los tiempos que corren. Dicho esto destacar la capacidad del director para agotar y exprimir al máximo el material del que dispone, lo cual nos dejará más que satisfechos y con un buen sabor de boca.

Las actuaciones resultan correctas en su totalidad, siendo Simon Yam y su equipo de policías los que pongan equilibrio entre los artistas marciales, los cuales cumplen de sobra su cometido. La banda sonora de Chan Kwok-Wing supone un contenido añadido a las imágenes, y dota de cierto carácter al film. La fotografía queda bastante limpia y vistosa (seremos testigos de algún que otro plano bonito como el del bosque o la playa). No se pueden pasar por alto las coreografías de Donnie Yen y las peleas, que pese a no ser muy numerosas, se encuentran en su justa medida (dudo que se pudiera justificar una pelea más en el film, y de ser así resultaría forzado). De ellas resaltar, ante todo su intensidad, lograda en gran parte (además de por su maravillosa ejecución), por llegar en el momento adecuado.

“SPL” es un film que llenará a los aficionados al cine de acción de Hong-Kong que gusten de la acción con ‘cabeza’ (si me preguntan, diré que me pareció muy superior a “Dragon Squad”). No se la pierdan.

No hay comentarios: