Incident at Blood Pass (1970)


El motel de los proscritos
Por Fingolfin

Un rônin sin nombre es contratado por un hombre extraño, que le ofrece dinero, un lugar para beber y jugar, y una carta que llegará a los cinco días con un solo caracter. Ese caracter le conducirá al lugar donde habrá de esperar que suceda un evento, y cuando eso ocurra, el tendrá que saber lo que hacer.

Fue la última película de Hiroshi Inagaki, y tal vez un buen final para toda su obra que comenzó en 1928 con “The Wandering Gambler”. Este director será conocido tal vez por algunos como el director de la trilogía de Miyamoto Musashi protagonizada por el inmortal Mifune. “Incident at Blood Pass” tiene una gran dirección, un argumento solo aceptable, y una visualización fácilmente clasificable como “cutre”. Y no me refiero a falta de efectos especiales ni nada por el estilo, me refiero sobretodo a las coreografías. En las que aparecen las katanas prácticamente hay poco que criticar, salvo tal vez velocidad. En cuanto a los golpes, puñetazos…la única descripción que se me ocurre es “lamentable”. No hace falta que me interne mas en ese asunto ya que si alguien la ha visto sabrá a lo que me refiero.

La casa donde tiene lugar el 70% de la película actúa como el recipiente que obliga a confluir una variedad increíble de personajes. Poco a poco pasa de ser un lugar aburrido y desértico, a una reunión de lo mas particular. Tenemos un guardaespaldas, un jugador empedernido, un antiguo médico del Shogunato, un policía, un criminal, un viejo y dos mujeres. Con ese panorama no es nada extraño que estallen conflictos cada cinco minutos, cosa que resulta bastante entretenida.

Tenemos a Mifune en uno de sus papeles más característicos. La típica representación lacónica de un guardaespaldas sin nombre. Les resulta atractivo a las mujeres pero sin embargo se mantiene al margen centrándose en su trabajo, el cual no se limita a cumplir sin más, sino que sus propias interpretaciones le llevan a efectuar cambios que provocan giros argumentales.
Por otra parte tenemos al mítico Shintarô Katsu, que encarna el papel de Gentatsu. Siempre resulta curioso ver a un hombre que durante casi 3 décadas ha estado ligado a un personaje concreto, disfrazarse de otro muy distinto para actuar en una película. Hablamos por supuesto de sus más de 20 interpretaciones de Zatoichi, el espadachín ciego. Difícilmente ha conseguido Kitano separar ambas personas en la mente de los espectadores.

Soy incapaz de valorarla como muy recomendable y mucho menos como imprescindible. Sin embargo es perfectamente válida para pasar un rato entretenido e incluso reírse de vez en cuando.

Especial Semana de Cine Samurai Clásico (7 de 7)

2 comentarios:

SunkDevifull dijo...

Es una película distinta y resulta entretenida verla, por los giros y demás, así como la interpretación de Katsû, que creo es la más rescatable, a pesar de que no es de los que más sale.
El desarrollo de la trama resulta un poco caótico y quizá incluso ilógico, pero bueno, es una película disfrutable.

Por cierto, enhorabuena por la semana chambara, : )

Fingolfin dijo...

Muchas gracias, y sobre todo a ti, que has seguido y comentado todas las peliculas.

En los proximos dias habrá bastantes mas (soy un fanatico del clasico samurai). Sobretodo comenzaré a poner un par de sagas de Kenji Misumi, y alguna que otra peli de Kurosawa.

Espero verte por el foro que acabamos de estrenar, amigo.

Saludos.