This Charming Girl (2005)


Huellas
Por Master of Hate

Cuando tengo la oportunidad de ver largometrajes como “This Charming Girl” suelo tratar de ver y resaltar los valores más positivos, que potencialmente (y esto es una pena) acarrean ciertas consecuencias poco favorables. Estas pequeñas películas independientes y personales, carente de grandes presupuestos, y con ideas algo rebuscadas son mucho más teoría, arte, y personalidad, que la mayoría de lo que tenemos exhibiéndose por todos lados. El problema en todo caso, se limita más al público y a la acogida que esta dispuesto a dar. Si bien tenemos la calidad y el talento en frente, este quizás no es tan accesible, o su enfoque no sea del agrado de la mayoría, o puede incluso ser mas correcto decir que este primer filme de Lee Yoon-ki esta dirigido a una “minoría”.

“This Charming Girl” es precisamente eso, una chica encantadora, cuya vida se nos presenta de manera lenta, cuidadosa, y detallada. Se podría decir que tenemos a nuestro alcance un lente aumentador que nos permite tener un contacto profundo con Jeong-hae (Kim Ji-su) y su entorno. Obviamente, no es el análisis de una persona cualquiera, hay un “submundo” escondido, que podemos ver en forma de recuerdos, mediante el recuerdos y algunos flash backs. A pesar de que todo, la cinta fácilmente puede resultar un tanto monótona, pero si logramos hallar su verdadero sentido, se hace fascinante el contemplar sus detalles. No obstante, resulta necesario poner mucha atencion para captar dichos detalles puesto que se convierte en el referente más importante para la comprención de esta cinta.

Es interesante ver como la intención de plasmar realismo por parte del director le guía a presentar una historia cuando está potencialmente en su punto de inflexión, y aunque las pistas son suficientes como para deducir mucho de lo que “no hemos visto” no resulta de gran ayuda si queremos saber lo que “va a pasar”. Es decir, tenemos la trama, sus personajes, su desarrollo, pero no un desenlace contundente, cosa que nos puede extrañar mucho si no tomamos en cuenta que la idea del director en ningún momento parece ser la de plantear una solución, sino mas bien presentar el problema.

Técnicamente hay cosas importantes que rescatar como, por ejemplo, el uso de la cámara de mano, que le da un cierto estilo amateur e intimista. Detrás de todo, y quizás no destaque demasiado a primera vista, hay una bella fotografía. Por otro lado tenemos toma deliberadamente larga, con mucho estatismo, otras son silenciosas y con acercamientos cosntantes.

La mayor parte de las acciones se divorcian de los diálogos innecesarios y pone el peso de la narración en expresiones faciales y detalles mínimos. La habitual música de fondo, es otro de los elementos mas comunes que se han sacrificado (parcialmente) en pos de adecuar el entorno y causar ese efecto de vació y desolación. Nuevamente, se reduce el contenido, en gran medida, para basar toda atención exclusivamente en el atractivo visual.

Las grandes urbes de concreto se tornan en el escenario ideal para este relato con profundos toques moralistas. “This Charming Girl” es una obra que recurre más que ninguna otra al agotamiento exhaustivo en el análisis de un solo personaje. La convicción del director de mantener esta perspectiva, se somete a la predisposición del personaje de enfrentar su propio trauma en el momento más adecuado para él, a su vez, se expone a que el perfil de su filme se torne unilateral, y un tanto asfixiante. Pese a estos aparentes desaciertos, el personaje es de lo más coherente y su comportamiento no resulta ni remotamente forzado. Esto nos da la libertad de analizarlo detenidamente y concluir que la idea del director Lee Yoon-ki, esta por demás justificada

Es destacable el lugar que se le da al análisis de las relaciones de tipo social que propone la película, basándose en un personaje para el cual este tipo de contacto resulta extremadamente complejo. Se me ocurre compararla por un instante con GIT del director Song Il-gon que también pone de manifiesto en su largometraje, la idea de un personaje cuyo pasado sigue definiendo ciertos conceptos en el presente. En “This Charming Girl” funciona de manera similar, pero la historia da un giro de 180 grados, porque son situaciones muy distintas, ya que en un caso, el pasado termina siendo un recuerdo de nostalgia y en el otro una barrera en la vida.

La actuación de Jeong-hae es ciertamente la que ha hecho posible sacar esta historia adelante y trasmitir exactamente lo que se propone. El resto del elenco, cuyo aporte es muy puntual, es bastante acertado y entre ellos destacar a Hwang Jeong-min, al que vimos en “A good lawyers wife” y en la más reciente “You are My Sunshine”. En este film Hwang encarna un escritor bastante sencillo y agradable. La trascendencia de este personaje, puede ser bastante insignificante, dependiendo que lugar se le de. En base a su aparición final, creo que más que ser una pequeña luz en el camino, es una prueba que nos pone el director para motivarnos a buscar un contacto entre Jeong-hae y este escritor. Pero si pensamos de manera detenida, lo que sabemos de el es muy poco, y quizás no hay intención de tomar en cuenta, ningun referente a parte de su tranquila apariencia. Bien podemos hacerlo, basándonos en el resto de figuras masculinas representativas que hacen su aparición en la historia. Desde el punto de vista de la misma Jeong-hae, no resulta tan evidente el saber que relevancia debería tener este personaje en particular, ya que su silencio dice mucho y nada.

‘This Charming Girl” se convierte es uno de los debuts más impactantes y arriesgados de los últimos tiempos, por lo que se merece un diez sobre diez. Sigo pensando que el contenido de la cinta es tan exquisito que quizás péque de tan artístico y preciosista, lo indudable es que la calidad que respira es innegable y desde ya podemos tenerla presente como una de los grandes filmes de los últimos años que no podemos dejar pasar, una recomendación personal.

2 comentarios:

Andrea dijo...

Es cierto. Aunque, al principio parezca monótona, el comienzo de la película consigue reflejar la soledad tan atroz, la imposibilidad del cambio (incluso cuando ella lo intenta)y la desesperación muda de aquel que sufre con un gran secreto. Y esta reseña captura aún más: el escenario, la música, la posibilidad de que otros personajes entren al marco hermético de la protagonista, los recuerdos recurrentes...en fin, excelente reseña, Master of Death. Siga así.

Maru dijo...

Sin duda una muy buena película.
La cotidianeidad de las escenas hacen que la historia y la protagonista se vuelvan aún más reales, dejando al descubirto la psicología de ésta a partir de un hecho aberrante.
A pesar de contar con varios elementos, visuales, que transforman a este film en una obra de arte, el director no deja de lado, la trama de la historia, haciendola cumplir desde el principio hasta el final.