Aiki (2002)


No todo esta perdido
Por Conri

"Es una historia de iniciación", define el director y escritor Daisuke Tengan, hijo del legendario realizador Shohei Imamura, para quien escribió los guiones de “La Anguila” y “Doctor Akagi”, además de haber colaborado con Takashi Miike en “Audition”.

Inmediatamente después de su consagratorio debut como boxeador, Taichi (Haruhiko Kato) sufre un accidente de moto y queda paralizado de la cintura para abajo, pero su encuentro con un misterioso apostador profesional, que a su vez es maestro de Aiki-Jujitsu, le devolverá las ganas de vivir y de poder subir nuevamente a la arena.

Luego de ese accidente que destruye su futura carrera, la vida de Taichi cambiara por completo. Un extraño que se encuentra en la misma habitación que él en el hospital le hará conocer que la vida de los lisiados no es tan mala después de todo, y que solo aquellas personas que lo quieren, permanecerán a su lado.

Esta película es una tremenda lección de vida, su toque de comedia por momentos nos hace ver vivo a un personaje que por dentro esta totalmente destruido. Tres personas serán sus pilares para ayudarlo a salir adelante, Masako (Rie Tomosaka) una muchacha muy simpática que le alegrará la vida, Kiyoshi (Shohei Hino) otro lisiado que lo ayudara a superar sus problemas y aprender que no todo es imposible sobre una silla de ruedas. Y Masatsugu Hiraishi (Ryo Ishibashi – protagonista de “Audition”) un apostador empedernido, un poco alcohólico y al mismo tiempo profesor de Aiki-Jujitsu, él es el encargado de probar una nueva técnica de pelea y al mismo tiempo, una oportunidad mas para Taichi.

Como vemos el film apuesta a la fuerza de voluntad, todo es posible si nos esforzamos y más si contamos con la ayuda de alguien que se atreve a dar una mano a un desconocido y sacarlo adelante, haciéndolo ver que el mundo no es solamente para las personas sin discapacidades.

Una escena que quisiera destacar es en la que Kiyoshi manifiesta que no se quiere ir del hospital, porque en su casa será solo una molestia, que no puede trabajar y que su familia vive en un departamento muy pequeño, que ni siquiera tiene una rampa para poder subir con su silla de ruedas, y que lo único que quiere es que ellos sean felices. La película contiene varios mensajes como éste, desde la discriminación, hasta el interés de algunos por ayudar en los momentos en los que más los necesitamos.

Creo que es un film que todos tendríamos que ver, pues nos enseña varias cosas importantes. Aiki nos hace sentir durante 119 minutos el sufrimiento de muchas personas, pero también nos demuestra que no todo esta perdido.

No hay comentarios: