Nowhere to Hide (1999)


Day 3948
Por Master of Hate

El día que desee recibir un electroshock de acción, estilo, música y color, me pondré una película de Lee Myung-se y seguro que tengo lo que quiero. Lamentablemente al paquete le faltará una buena historia, y desarrollo coherente, aunque de ser así, seguro que hablaríamos de un film de muchos quilates, y no se sentiría tan indiferente como ahora. “Nowhere to Hide” apuesta todas sus fuerzas a deslumbrar y sorprender en base a un estilo visual que replantea la estética del cine convencional. Loco, disparatado, satírico, y hasta ridículo (en el buen sentido de la palabra) se torna este trabajo del señor Lee Myung-se que recientemente, presentó su ultimo film “The Duelist” que dicho sea de paso me recordó bastante a este “Nowhere to Hide”.

El argumento es de lo más simple: Un par de inspectores de policía de lo más peculiar (Park Joong-Hoon y Jang Dong-Kun) están tras la pista de un ingenioso asesino (Ahn Sung-kee) que consigue burlarlos constantemente. Es palpable el hecho de que el director hace muchas cosas intencionalmente, por ejemplo, el argumento queda desterrado a un segundo plano, y da prioridad a los aspectos visuales y estilísticos. En este contexto, se pueden citar los malabares que se han hecho en el rodaje y edición. Los colores son fundamentales en este propósito, así como la música que constantemente juega un papel casi aparte, por destacar tan continuamente.

Hoy que lo innovador y original esta en boga, es justo decir que “Nowhere to Hide” es por muchas razones una película a tomar en cuenta y hasta quizás una referencia importante en el cine coreano. Llegados a este punto, es sensato reconocer que se trata de un asunto de preferencias. Para mi, todo lo que ofrece Lee Myung-se en sus dos últimas películas es simplemente fantástico, de cierta manera, como una envoltura grandiosa, un marco único, o una cubierta de lujo. El “pero” esta en que la trama y su ejecución se prestan más a que los aspectos superficiales se sigan explotando, y no intenta llevar el contenido por el lado mas inteligente, (o por lo menos interesante). Y si bien la películas esta planteada también como una comedia, tampoco resulta del todo convincente por ese lado.

El director se ha tomado la licencia para hacer una largometraje que se ridiculiza a si mismo, y entiéndase por esto, que me refiero a lo que lo hace con premeditación, como si hubiese sido parte del plan desde un principio. No lo veo mal, pero resulta algo chocante por momentos, me llegué a sentir como si el mismo director estuviera en frente retándome a que deje la película sin terminar. Nuevamente, me veo en la obligación de decir que, no es que sea malo, es parte del estilo del director que se toma la libertad de hacer y deshacer la película, a su antojo.

“Nowhere To Hide” es con todo esto, un film de sentimientos encontrados, fascinación y frustración al mismo tiempo. Reconozco que si hiciera un balance basado solo en mi perspectiva, me limitaría simplemente a decir que la ignoren, pero por otro lado, hay cosas que valen la pena, así que queda enteramente a su juicio.

No hay comentarios: