Sympathy for Lady Vengeance (2005)


La Venganza Final
Por Master of Hate

Probablemente la película más esperada de este año, y no es para menos, pues representa el regreso de Park Chan-wook que termina su trilogía con “Sympathy for Lady Vengeance”. Quizás no es hasta ahora que lo pienso, pero es evidente que la presión no iba a ser poca, puesto que con “Oldboy” Park Chan-wook parecía alcanzar el epitome de su carrera como cineasta. Lady Venganza es más que nada, un reto que ofrece pocas salidas. En primer lugar, podemos decir que superar “Oldboy” era algo que de antemano se veía como una empresa casi imposible, así que lo que quedaba era realizar un filme a la altura de las circunstancias, que sea digno de cerrar este ciclo, que se inicia en el 2002 con “Sympathy for Mr Vengeance”. Mirándolo de esta forma podemos apreciar las cosas de manera mas clara y hablar de un balance favorable.

Las comparaciones con “Oldboy” y “Sympathy for Mr Vengeance” son inevitables, y mas que inevitables, son necesarias, ya que Lady Venganza vista de forma racional, toma aspectos de suma importancia de ambos filmes y los fusiona creando una especie de enlace. Organizándolo de este modo Lady Venganza pudo bien ser la continuación de Mr Venganza y luego Oldboy haber sido la parte final. Al decir esto, no sugiero que hubiese resultado mas apropiado, ya que de haber tenido tal orden, todo hubiera resultado demasiado paralelo, como un camino que solo va en un sentido y no hay vuelta atrás. Lo que ha hecho Park Chan-wook es moverse de un extremo a otro y luego situarse en medio de estos polos.

En “Sympathy for Mr Vengeance” tenemos una historia que se asemeja una mecha que se va consumiendo poco a poco; somos testigos de un desenlace basado en las situaciones de acto y consecuencia que se da durante toda la película. El suspenso se añade a cuentagotas, resulta bastante seco, por el poco énfasis de la música. La primera mitad que resulta especialmente lenta, y hasta desesperante, posteriormente la tensión es elevada a niveles más discretos.

En “Oldboy” vivimos todo intensamente, con la intriga de principio a fin, con dosis constantes de acción y de suspenso que desembocan en uno de los finales más impactantes que se hayan creado en el cine. El estilo que tiene Oldboy lo convierte en una especie de explosivo muy volátil, que se maneja vertiginosamente, ocultando hasta el momento cúspide la clave de toda la trama.

Simpatía por Lady Venganza se ubica estratégicamente a medio camino de las 2. En primer lugar, se decanta por no escondernos demasiado, lo poco que se torna en intriga es casi inmediatamente revelado, las pistas son suficientes como para que podamos seguir cada suceso sin mayor complicación, por este lado, no intenta emular a “Oldboy” y mas bien prefiere seguir un camino mas accesible y descongestionado. Por otra parte, gana mucho por la intensidad de las escenas, y la música, que a su vez, le otorga el equilibrio ideal. No tenemos ese momento de shock de Oldboy, pero tampoco la pasividad de Mr Venganza.

Algo que no puede quedar fuera de discusión, es la elección de un personaje femenino como protagonista. La venganza vista a través de sus ojos pretende explorar otro entorno y otra visión sobre esta. No es tan egoísta ni obedece exclusivamente al hecho de querer hacer pagar un crimen, si no también se trata de enmendar el propio. De esta forma, no todo se limita a la venganza, porque también hay un lado muy emotivo, que acertadamente se logra conseguir a través de una heroína como Geum-ja.

Park Chan-wook sabia bien lo que quería y lo ha conseguido. Una historia con un balance excepcional, que bebe de sus predecesoras y que mantiene sus artilugios preferidos. El filme no esta carente de sus ratos de humor negro, de su violencia, de su impactante contenido visual y escenas atrevidas y deslumbrantes. Park Chan-wook no se pone limites a si mismo, ni crea barrera alguna, llega a donde se tiene que llegar. La trama es muy acertada, una mezcla de todo. Por un lado tenemos el encarcelamiento de Geum-ja (Lee Yeong-ae) durante 13 años, y por otro la idea de los secuestros de niños a cambio de dinero. La aparición de personajes de las sagas anteriores, y hasta algún dialogo que nos debería sonar familiar.

Geum-ja ha salido de la prisión luego de pagar una condena de 13 años, los mismos que se tornan en una venganza a largo plazo, que se ejecuta poco a poco. La complejidad es descomunal, pero la determinación marca la pauta que desafía lo improbable. Mr. Baek (Min-sik) culpable de crímenes atroces, esta por ser victima de una sanguinaria, pero justa venganza de carácter colectivo. Geum-ja al mismo tiempo que lleva a cabo esta venganza, intenta recuperar el cariño de su hija.

Park Chan-wook es hoy en día, (y esto no es novedad) uno de los abanderados del cine coreano, que pone fin a su impactante trilogía de la venganza con una producción cuya calidad no puede ser cuestionada. La evaluación final es simplemente cuestión de gustos, quedando a consideración del público la preferida de la saga. Personalmente yo las ubicaría por orden de aparición.

2 comentarios:

gonzo dijo...

es una obra de arte, me gusto mas sympathy for mr vengance

Squareta dijo...

Sobre el orden de preferencia de las 3 peliculas hay muchas discrepancias (para mi el premio se la lleva oldboy), pero supongo que nadie puede negar que la trilogia es una excelente muestra de cine.

Saludos