Samurai Fiction (1998)


Solo fueron necesarios 3 colores
Por Fingolfin

Sorprendente y arriesgada la apuesta de Hiroyuki Nakano rodando esta película en blanco y negro, los clásicos colores del cine de Kurosawa allá por los años 50 y 60. En palabras del director: “Los dramas se hacen mejor en blanco y negro. Los colores distraen al espectador”. Durante todo el film no aparece ni una sola gota de sangre, y el tercer color al que se hace referencia en el titulo de la crítica es el rojo. Cuando un enemigo es abatido el fotograma deja de ser en blanco y negro y pasa a ser rojo. Un estilo anticuado pero muy elegante.

La trama, para que se hagan una idea es muy parecida a la de “Ong-Bak”, con la diferencia que el objeto que hay que recuperar no es la cabeza de una estatua, si no que es una importante espada entregada por el Shogun a un clan. El hijo del consejero trata de recuperarla a cualquier precio y arrastra con él a sus dos mejores amigos. Durante su aventura encontrará a un hombre muy curioso que esconde una gran fuerza, una hermosa muchacha, y dos hábiles ninjas que les siguen todo el camino. Un samurai inútil, un samurai pacifista, y otro samurai asesino son los tres personajes centrales de este film.

La similaridad mas importante quizás sea con la “Zatoichi” de Takeshi Kitano (perdonando la comparación), solo refiriéndome al hecho de que toda la trama avanza hacia un inevitable y evidente enfrentamiento final. Claro está que con dos técnicas totalmente opuestas.

Se podría reprochar que el papel de los ninjas durante buena parte de la película consista exclusivamente en introducir las escenas en las que aparece Kazamatsuri (“el malo”). Las coreografías son excelentes, las escenas de combate tienen mucha continuidad y la cámara no hace apenas cortes. Los planos desde el aire que siempre consiguen sacar los elogios del espectador también hacen acto de presencia. En definitiva, merece la pena verla para pasar un rato divertido, sin olvidar por supuesto la oportunidad única de disfrutar del constaste del color y la música de épocas distintas.

1 comentario:

SunkDevifull dijo...

Ignoraba ese comentario del director, pero me parece bastante absurdo.
Samurai Fiction tiene gran parte de comedia, algo que se te pasó al comentar la película...
Y este, para mí es su mayor error.
Por un lado está el hecho de que la trama es terriblemente evidente, desde el principio sabes lo que va a pasar a cada momento [lo que no dice nada bueno de Ong-Bak, xD], y esto es debido a que el director pretendía hacer una especie de parodia del cine de samuráis.
Está claro que muestra muchos clichés, sumándole la comedia comentada antes.
Si esto se mezcla con el buen estilo visual, me encanta el b/n, y una fotografía muy cuidada, se queda una película a medias, entre la parodía y el desenfado y el estilo serio.
En definitiva que no me convence, como comedia, lógicamente es pésima, y como chambara serio, simplemente no cumple.