Laundry (2002)


Heridas del tiempo y del pasado
Por Master of Hate

Primer y prometedor film del japonés Junichi Mori que nos brinda una dosis de buena cinematografía en su cinta titulada “Laundry” de la cual sorprenden ciertos elementos, tal vez no innovadores, pero si elegantemente aplicados como son: un argumento simple pero a la vez sólido, un ritmo lento pero intenso, y actuaciones muy equilibradas que no se apegan a los extremos en su afán de convencer

La magia del filme esta sin duda en los vínculos que se van desarrollando a medida que transcurre la historia, en donde tenemos a Teru (Yosuke Kubozuka) y a Mizue (Koyuki) que son personajes heridos de distas maneras, sus cicatrices son palpables y son al mismo tiempo el imán que les ayuda a estar juntos. Su encuentro se da de forma casual en una lavandería donde trabaja Teru, este es el principio de una amistad que crece y se transforma en algo más.

Teru es un personaje herido físicamente, su lesión se refleja en ciertas limitaciones a nivel mental, son muy leves, no lo convierten en ningún momento en un incapacitado, mas bien influyen en su personalidad, un poco inmadura, inocente y confiado. En el caso de Mizue sus heridas son psicológicas, y le afectan al mismo nivel que a Teru, pero se reflejan de distinta manera, pues ella se encuentra de cierto modo alienada del mundo exterior y se ha vuelto una persona solitaria.

El vínculo del que hable anteriormente, también se crea entre los personajes y el espectador, no es nada que no se vea en otras películas, pero en este caso tiene una relevancia fundamental, la historia es muy lenta y si no nos conectamos con los personajes esta pasividad y lentitud podrían ser un punto flojo en el argumento.

Entre la comedia y el drama todo evoluciona satisfactoriamente, pero son las instancias finales las que refuerzan el drama, y consiguen causar un impacto muy fuerte, ya que ambos personajes se ven enfrentados a un problema sumamente serio que pareciera quitarles toda esperanza a sus vidas.

“Laundry” no es un filme que nos pueda ofrecer sorpresas, o cambios drásticos en su historia, tampoco es una típica comedia romántica; se caracteriza por su lento desarrollo y dramático desenlace, el mismo que encuentro muy acertado. Una cinta muy honesta en sus pretensiones: relatar el encuentro de dos personas que tiene el poder de aliviar sus heridas estando juntos.

1 comentario:

Galudo dijo...

Una gran historia, tierna, llena de sentimientos... que muestra otra parte de la sociedad japonesa. Un poco extraña algunos momentos por los personajes, pero con un gran final. Es digna de ver.