Hinokio (2005)


Viviendo a través de un robot
Por Fingolfin

Nos encontramos ante la primera película de Takahiko Akiyama, director que hace cuatro años había colaborado con los efectos especiales en “Final Fantasy: The Spirits Within”. La primera impresión es de una película centrada en la fantasía (quizás alimentada por los rumores que la situaban al estilo de “Pinocho”), sin embargo nos encontramos con un film cuyo genero evoluciona conforme avanza.

En un principio “Hinokio” se presenta como un drama que puede ser más o menos realista siempre y cuando tomemos como posible la realización de ese robot. A medida que avanza va perdiendo todas las posibilidades dramáticas que recaen en el aislamiento de Satoru ante la sociedad y se centra en las aventuras y situaciones de Hinokio y sus amigos. Una ordenada y bien presentada película hasta que pasamos su ecuador. Desde entonces la fantasía se desborda, el videojuego llamado “Purgatorio” comienza a mezclarse con la realidad, los sucesos se confunden y todo parece tener una relación videojuego-mundo real.

Más incluso que Satoru o Jun, el protagonista real de la película es Hinokio. En algún momento del film todos los personajes llegan a olvidarse de que detrás del robot hay una persona que lo controla y le hablan como un ser vivo normal. Actúa como enlace entre Satoru y el mundo exterior hasta el punto de que el chico se esconde tras el robot y se siente seguro de esa forma. De hecho se podría decir que mientras el mundo en que vive Satoru es el del “Purgatorio”, Hinokio es su representación en la realidad, y ambas dimensiones permanecen siempre en contacto.

Una ultima cuestión a modo de curiosidad, ¿Dónde está el amor intergaláctico que reza el titulo? La única respuesta que se me ocurre (y debería serlo en buena lógica) es que se refiera al amor entre Jun y Satoru, interpretando que cada uno vive en un mundo distinto como ya se ha explicado. Eso tendría sentido de no ser por que lo que hay entre ellos dos no es “amor” referido como a enamoramiento, mas bien lo consideraría una fuerte amistad.

Una película recomendable para ver en familia y de la que podrán disfrutar los mas pequeños de la casa. Ideal para ir introduciéndolos al cine oriental.

No hay comentarios: