Marrying the Mafia 2 (2005)


Por si no tuvieron suficiente
Por Master of Hate

Creo que el mercado para las comedias de gángsteres esta pecando de repetitivo y quizás vaya siendo hora de que tomen un descanso, o al menos que empiecen ha hacer algo distinto. “Marrying the Mafia 2” es mas de lo mismo, no particularmente mala o buena, solo se me ocurre decir “otra de gangster”. En todo caso, cabe recordar que la primera parte de esta saga recaudo cifras extraordinarias, así que me atrevo a pensar que han querido sacarle provecho al nombre y hacerlo parecer una continuación, aunque de lejos se ve que no tienen nada que ver, salvo el ínfimo papel que tiene Jung Jun-ho en esta segunda parte, y que fue protagonista en la primera.

Mas allá de que haya cuarenta películas con trama similar, en la medida de lo posible, he tratado de calificarla en base a su comicidad y las actuaciones. No hay mucho que decir sobre la historia que se resume en un jefe de la mafia que se enamora de una fiscal de la policía, desembocando en una relación muy difícil. Shin Hyun-jun (“Bichunmoo”, “Guns & Talks”) y Kim Won-hie son la pareja en cuestión, que parece tener cierta química, pero están lejos de despertar esa chispa que es capaz de cautivar al espectador.

Amigos y amigas, a mi me gustan mucho las comedias, también las de gángsteres, pero así no hay manera de hablar bien de una película, puedo decir que me he llevado una decepción, pero ya sabia que el asunto no pintaba para mucho. Hay películas con un nivel decente como “My Wife is a Ganster”, “My Boss my Hero”, o la misma primera parte de “Marrying the Mafia” tienen algo que, aunque sepamos que son sencillas y no muy creativas, nos hacen disfrutar y pasar un buen rato. No ha sido este el caso.

Será mejor que den por terminada la saga (aunque algo me dice que no) porque en primer lugar nunca fue una continuación de la primera, además siguen confirmando el dicho popular que dice “segundas partes nunca fueron buenas”.

Los seguidores más fieles de este género pueden aventurarse a verla, pero seria muy sabio, que los demás la dejaran pasar.

No hay comentarios: