Saulabi (2002)


Marionetas sin hilos
Por Fingolfin

La primera y la ultima película de Jong-geum Mun (y ahora sabremos por qué). Tenía especial curiosidad e interés por ver “Saulabi” ya que la crítica y las valoraciones de usuarios y expertos habían sido increíblemente deficientes. Habitualmente suelo discrepar de la opinión general en este tipo de filmes, pero en esta ocasión es imposible.

Durante los primeros 20 o quizás 30 minutos, pese a que no sepamos muy bien de que va el asunto, y nos encontremos un poco perdidos en el argumento, la película está decentemente presentada y parece que va a salvarse con un aprobado escaso. Sin embargo lo que tiene lugar a continuación es algo tan difícil de describir como de soportar hasta el final. Una interminable sucesión de personajes que aparecen de repente sin saber de donde, y que no tardan mucho en morir sin llegar apenas a conocerlos.

La película intenta emular a Bichunmoo (y me avergüenzo nada mas que por insinuarlo), lo que podemos comprobar por ejemplo con el amor imposible entre los dos personajes principales estando ella prometida a un importante señor, y un posterior regreso del hombre cuando se le daba por muerto y la chica ya tiene un hijo. Difícilmente puede ser una película de amor cuando éste se usa como instrumento para conseguir combates. Difícilmente puede ser un drama cuando los personajes mueren en cuestión de segundos. Por último, difícilmente puede ser una buena película cuando no sabes que es lo que se persigue con ella.

Su corta duración es malgastada en escenas intrascendentes, y cuando es necesario el autor pasa 4 o 5 años en una sola toma (y no se conforma con hacerlo una vez). El final es lo más desconcertante de todo, carece por completo de sentido alguno, los actores son marionetas de un director ansioso por eliminarlos a todos pensando que solo con eso se consigue conmover al espectador. Las coreografías es lo único que mantienen viva la esperanza en la película y aun así están controladas descaradamente persiguiendo movimientos muy concretos y manteniendo luchadores como espectadores hasta su turno de entrada.

Mi mas sentido pésame para el autor, el material propiamente dicho no es malo, pero ésta película parece estar rodada por un amateur. Siempre he odiado (y casi siempre consigo evitarlo) decir esto, pero ¿quieren una recomendación? No la vean.

No hay comentarios: