Sword of the Beast (1965)


El camino de la bestia
Por Fingolfin

Segunda película de Hideo Gosha, y otro buen punto a su favor. Justo después de la dirección de “Three Outlaw Samurai”, llega de nuevo a la pantalla con una película de mayor calidad, y más original. Contamos especialmente con la aparición de Mikijiro Hira en el papel de Gennosuke, donde se mantiene realmente espectacular.

Gennosuke es un rônin perseguido por asesinar a un importante ministro, bajo las órdenes de su clan. Sin embargo es abandonado por su propio señor a su suerte, y se convierte en una bestia que lucha por sobrevivir. En su camino se encontrará con una pareja que recoge oro del río, y que se encuentran en la misma situación en que él estuvo para con su clan. Pero esta vez tratará de corregir en ellos, el error que cometió.

El film de Gosha comienza ya con acción desde el principio. Pero si bien los combates son en grupo, en la segunda parte las coreografías estarán al servicio sobretodo de los duelos (muy buenos y realistas por cierto). El uso de las cámaras es por lo general bastante aceptable, pero los primeros planos realmente no me gustan nada. Los escenarios están situados al aire libre, sobretodo bosques o maizales, donde tienen lugar los combates mas espectaculares y mejor hechos.

Mikijiro Hira expresa perfectamente la desesperación de aquel que es perseguido, pero se pone de manifiesto un importante contraste con respecto a su actitud cuando se encuentra fuera del alcance de sus persecutores. Se muestra como un hombre tranquilo, precavido, y capaz de mantener la calma en las situaciones mas arriesgadas.

Personalmente considero “Sword of the Beast” como una de las mejores películas de Hideo Gosha, si no la mejor (argumentalmente hablando). Muy recomendable, y verdaderamente alucinante el combate en los maizales.

1 comentario:

SunkDevifull dijo...

Esta es probablemente la película que más me ha gustado de Gosha, sobretodo la resolución, donde parece que va a ocurrir un caos terrible.
Empieza un poco floja y caótica, pero poco a poco va mejorando y estabilizándose.
No hay demasiados combates, aunque como dices, son más que correctos.