Sanjuro (1962)


Operación rescate
Por Fingolfin

Un año después de “Yojimbo”, Akira Kurosawa reúne en “Sanjuro” un cartel de actores que bien podría ser considerado como el “Dream Team” del cine japonés. Se repite la pareja de oro Toshiro Mifune/Tatsuya Nakadai, como personajes opuestos y rivales, gozando del acompañamiento de lujo de Takashi Shimura. Todos ellos con papeles muy similares a los que encontramos en “Yojimbo”. Además no podemos pasar por alto la inclusión de Keiju Kobayashi, también con una actuación muy relevante. Muchos de los seguidores del cine actual quizás no conozcan a ninguno, pero el único dato que puedo aportar para hacerles una idea, es el número de películas en las que han participado, (181, 123, 190, 174, respectivamente) que aunque es una estadística bastante relativa, estoy seguro que sirve como carta de presentación.

La película comienza de una forma que da la impresión de estar viendo una historia empezada. Pero todos los datos que necesitamos para seguir el argumento se van presentando de forma muy fácil y ordenada conforme avanza. Kurosawa juega con el espectador en todo momento, un ejemplo de ello es la constante repetición de la misma situación. Un grupo de personas pensando un plan y anunciando la manera en la que van a actuar (que es la misma que el espectador considera acertada), entonces aparece Sanjuro (Mifune), y tira abajo todo con argumentos mas que convincentes.

Las similitudes con “Yojimbo” son muchas. Desde la manera de elegir su nombre (mira por la puerta, y junta las palabras “Sanjuro” y el primer elemento que observe), hasta la actitud del protagonista. Siempre tiene la situación controlada, y hace gala de una tranquilidad apabullante (Aunque también de un aire desgarbado parecido al de su papel como Kikuchiyo en “Los 7 Samuráis”).

“Sanjuro” es una historia en la que un grupo de jóvenes miembros de un clan, tratarán de rescatar a su Chambelán, capturado por traidores internos, que ambicionan usurpar su puesto. Este grupo de jóvenes tiene a todo el mundo en contra, son pocos, necios, y además están perseguidos.

En el aspecto de las coreografías, decir que es uno de los mejores Mifune que he visto nunca con la espada, y pese a que Akira Kurosawa nos administra la acción con cuentagotas, siempre que llega, lo hace de forma sublime.
Otro detalle técnico importante es la transición de imágenes o de escenas. Ninguna de ellas se hace a la ligera, y cada cambio tiene un motivo. Solo el hecho de que me haya fijado en un elemento tan secundario ya es representativo de su calidad.

El acompañamiento musical es parecido al de “Yojimbo”. Y para terminar, solo voy a decir que lo que todo el mundo está deseando, llegará al final del film, y de la forma mas inesperada y espectacular que se pueda imaginar. Así que ya saben, atención hasta el último momento, y sin bajar la guardia. Un sobresaliente para “Sanjuro”.

3 comentarios:

SunkDevifull dijo...

Como decía en el comentario de "Yojimbo", lo peor que tiene aquélla película en blanco y negro no era realmente "culpa suya", y es su mediosecuela "Sanjuro".
Y decía esto porque me parece una película bastante mediocre, por no decir mala y fastidiar la imagen de Kurosawa, xD.
Sin duda lo peor que he visto de Kurosawa [que es casi todo...]

Fingolfin dijo...

En este caso tengo que discrepar ampliamente de tu opinion si me permites. Tal vez sea incluso un poco exagerado, pero a gusto personal me dejó mejor sabor de boca "Sanjuro". Aunque es cierto que es inferior a Yojimbo en otros muchos aspectos.

Respecto a tu ultima frase...muchas películas rezarian por ser "Lo peor" de Kurosawa, xD.

Un saludo.

David C. dijo...

Muy buena Sanjuro.