Barking Dogs Never Bite (2000)


Poder canino
Por Master of Hate

Bong Joon-ho es uno de los cineastas más talentosos que ha dado Corea del Sur en los últimos tiempos. Me atrevo a ponerle al nivel de otros consagrados contemporáneos. Su corta trayectoria cuenta con tan solo 2 películas, sin embargo el rotundo éxito de “Memories of Murder” le ha colocado en un sitial de privilegio en el panorama del cine asiático. Su capacidad como realizador no debe ser cuestionada, “Memories of Murder” no fue una casualidad y como prueba tenemos su primera película titulada “Barking Dogs Never Bite” en donde demuestra su don para sintetizar varios géneros y de manipular a placer un argumento aparentemente sencillo.

Yun-ju (Lee Sung-jae) es un profesor desempleado que intenta salir del bache y conseguir un empleo. Junto a él está su esposa (Kim Ho-jung), que a pesar de su embrazo es quien aporta el dinero al hogar. Esta situación se refleja en el trato que tiene para con Yun-ju, a quien constantemente recrimina por su incapacidad, además saca a relucir su condición de mayor y sostén del hogar. Yun-ju vive días difíciles, y en esta aglomeración de dificultades se ve fastidiado por los ladridos de un perro que al parecer alguien tiene en el mismo edificio. Su paciencia esta demasiado desgastada y en la mínima oportunidad se propone acabar con la vida del canino. Su aparente coraje no resulta tan desafiante, por lo que simplemente termina ocultado al animal. Craso error, los ladridos no desaparecen y siguen alimentando su miseria. La aventura de Yun-ju va mucho más allá debido a que comete un error tras otro en su intención de librarse del animal. Hyeon-nam (Bae Du-na) que viene a ser la única que se interesa en investigar la desaparición del perro e intenta ayudar su propietario, tiene la esperanza de ser una especie de heroína y salir en la televisión, luego de ver algo parecido en las noticias.

El Largometraje esta plagado de detalles y un estilo visual bastante colorido y original. Por momentos me atrevo a hacer una comparación con el estilo usado por Lee Myung-se en “Nowhere to Hide”, pero a diferencia de este, Joon-ho no va a los extremos y adhiere solo la dosis necesaria de riqueza estilística, de manera que la trama no quede en el trasfondo o se desvié de su objetivo. Con respecto a este aspecto, también vemos como Joon-ho aprovecha la imaginación de sus personajes para desplegar pasajes hilarantes que rozan lo absurdo, pero inmediatamente vuelven a su cauce. Resulta inteligente no descargar todo su arsenal en los aspectos visuales, ya que se da tiempo para sacar una historia con mas de un conflicto. De esta manera tenemos a Yun-ju atosigado por su situación y los problemas con su esposa, al mismo tiempo Hyeon-nam se muestra prácticamente altruista, ofreciendo ayuda a una anciana, mientras volvemos con Yun-ju que intenta corregir sus errores, e inmediatamente aparece en escena un personaje misterioso en el sótano del edificio. El ritmo de la historia es engañoso, porque quizás aparenta un avance ínfimo, pero en realidad cubre un amplio terreno.

El trabajo de cámaras es de gran nivel, cosa que quienes vieron “Memories of Murder” seguro tendrán muy presente. La música resulta otra grata sorpresa, pues constantemente se repiten melodías de jazz, que disimulan la tensión de algunas escenas. Las actuaciones merecen un sobresaliente, al igual que todo lo demás.

“Barking Dogs never Bite” es a grandes rasgos una comedia con humor negro y toques de drama y suspenso, un trabajo destacado de un director con gran futuro.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Che master excelente critica, ya la estoy por ver a la peli.

Por cierto podrias dejarle comentar alguna pelicula linda a conri, siempre le tocan las frikis y raras (ej: el hombre calamar) jajajaj dale deja que comente una buena y vos una fea a ver que tal.

Chau

Master_of_hate dijo...

jaja

es que conri es uno de los duros del frikismo, asi que es lo que mas le va XD
naa cada uno toma lo que kiere, aki no se asigna nada XD