IL Mare (2000)


A dos años de distancia
Por KeNJi-KuN

Han Seung Hyun es un joven que se traslada a la casa de playa que diseñó su padre. A su vez de la misma casa se traslada Kim Eun Joo. Aunque el lugar y el momento no coinciden en el tiempo. Por medio de un buzón en la entrada de la casa, Kim le deja a Han una carta felicitándole las Navidades y el Año Nuevo y pidiéndole que el correo que reciba se lo mande a la nueva casa donde se ha trasladado. Pero el domicilio dado no existe pues es un edificio en construcción.

Uno de los primeros dramas dentro del “último cine koreano” que contó con un éxito y fama palpables, y precursor de la fama y el status artístico con el que cuenta hoy Jeon Ji-Hyeon (“My Sassy Girl”, “Windstruck”). Producción del 2000 a cargo del realizador Lee Hyeon-Seung, esta “IL Mare” se aproxima más al estilo fílmico de obras como “Christmas in August” que de los últimos dramas románticos koreanos cada vez mas edulcorados, lo que no quiere decir que “IL Mare” no sea una película cuidada ni mucho menos.

Si bien su guión aunque siempre efectivo, no resulta a estas alturas demasiado original, si que está bastante bien aprovechado. No obstante el punto fuerte del film son las interpretaciones de sus dos actores principales. La fantástica Jeon Ji-Hyeon y Lee Jeong-Jae. La banda sonora acompaña en escenas cruciales del film, echándose en falta en algunos momentos en que se ha optado por no incluirla.

“IL Mare” es una película que se deja llevar por un ritmo pausado, que no demasiado lento ni cansino, que invita a la calma y al relax, dejándose saborear cada segundo. Hay quien pensará que el paso de los años y la calidad que siguen ofreciendo los dramas koreanos influya negativamente sobre esta película, por el contrario hay quien pensará que hablamos de una pequeña joya que no debería caer fácilmente en el olvido. Personalmente vagabundeo entre las dos opiniones.

Sea como sea, hablamos de una bonita pequeña gran película romántica que hará las delicias de quienes se dejen caer en su sencillez y cotidianeidad. Uno de esos films que el paso del tiempo invita a recordar.

No hay comentarios: