Bang Rajan (2001)


Supervivientes
Por Kenji-KuN

1765. El reino de Siam ha sido invadido por sus vecinos de Borneo. Tras años de largos enfrentamientos el ejercito enemigo ha conseguido llegar casi hasta la capital Ayutthaya. Solo una pequeña aldea cercana, Bang Rajan, resiste. Lo curioso es que la población está formada por familias de granjeros que de unos u otros lugares han llegado a parar allí huyendo de la guerra. Tras resistir varios envites, en uno de ellos su veterano líder es herido de cierta gravedad. Este decidirá enviar a buscar a un guerrero que vive en la jungla para que le suceda.

Gran superproducción tailandesa, basada en hechos reales, a cargo de Thanit Jitnukul. “Bang Rajan” es ante todo una película épica, con todo lo que el género conlleva. Así seremos testigos de grandes batallas, sangre, amputaciones, drama, dolor, amistad, romance, etc.

A nivel técnico el film cumple con creces, máxime viniendo del país del que viene. Así disfrutaremos de multitudinarias armaduras y armas, la recreación de un pueblo, incluso veremos como animales típicos del país sirven de vehículo para la batalla. Sin duda la única nota negativa la firman sus primeros diez minutos, que pecan de precipitados tanto en montaje como en ejecución. Pero pasados estos minutos se esfumará esa confusión sin que siquiera nos demos cuenta, y empezaremos a gozar ya en serio de la totalidad del metraje.

De entre todos los personajes protagonistas (los habitantes de la aldea) encontraremos todo tipo de personalidades, pese a que algunas puedan resultar típicas, la calidad de las interpretaciones hará que no reparemos en ello. A su vez seremos testigos de todo tipo de sensaciones sabiamente transmitidas por su director Thanit Jitnukul a través de los actores que maneja. Su banda sonora es otro elemento a tener en cuenta, compuesta a base de notas y arreglos característicos tailandeses y elementos corales.

Por el contrario la fotografía peca de ser algo sosa en cuanto a registro y colorido, siendo algo oscura. Lo que no quita a “Bang Rajan” a ser una de las mejores películas jamás producidas por su país de origen a la vez que se convierte en un producto de fácil exportación. De obligada visión.

No hay comentarios: