Kumokiri Nizaemon (1978)


Leyenda de un ladrón
Por Fingolfin

Me he decantado por el titulo original, ya que es mas representativo del tratamiento que se le da al guión que el internacional (“Bandits VS Samurai Squadron”).
Me encuentro ahora sin duda ante mi comentario más difícil. Primeramente por el debate interno que tengo entre la calidad del conjunto, y las numerosas carencias dispersas por el film.

Kumokiri es un hombre misterioso, con un pasado desgraciado, que se enfrenta al gobierno junto con su banda, mediante numerosos robos. Llegado un momento, decide que ya es hora de retirarse, y selecciona el último y más grande de sus objetivos. La traición y el trabajo del escuadrón de la policía se lo pondrán muy difícil.

El argumento a grandes rasgos ha sido bastante utilizado en películas modernas (típico ladrón/grupo de ladrones que se quieren retirar con su mayor golpe). Sobra decir que la manera de representación es bastante distinta a estos últimos que mencionaba.

La primera dificultad la encontramos en su larga duración (mas de 160 minutos), que dejan lugar para escenas buenas, escenas aburridas, y escenas desesperantes. Sobretodo en la primera parte hay secuencias que podrían haber sido recortadas integras sin perjuicio del resto del film. Al igual que pasaba con “Tenchu”, Hideo Gosha se empeña en concluir la película absolutamente, para lo cual tiene que ir utilizando varios finales a las mini-tramas internas. El problema de este recurso es que cada final absorbe la fuerza del anterior, aunque tengo que reconocer que el último es bastante bueno.

La acción solo se utiliza cuando es imprescindible e inevitable, y siempre en escenarios oscuros, de forma muy poco vistosa, y muy poco elaborada. Además suelen ser batallas o asaltos más que cualquier tipo de duelos. Con lo que quiero decir que si buscan algo de acción, mejor mirar en otro sitio.

Original, eficaz, pero muy poco meritorio es el uso de subtítulos informativos para presentar los personajes. Tema aparte es que antes de la presentación tengamos un combate irrelevante en el que no sabemos lo que está pasando, y que dicha presentación dure más de una hora.

Buena interpretación pero sin grandes alardes es la de Tatsuya Nakadai como Kumokiri, y la de Shima Iwashita como Ochiyo. En teoría deberíamos considerar a Kumokiri el protagonista de la película, por razones evidentes. Sin embargo Ochiyo es la que se lleva mas minutos de pantalla, quizás por que es la herramienta principal para el robo final. Mencionar que también tenemos a Tetsuro Tamba en el papel secundario de Kichibei.

La banda sonora, o mejor dicho, el acompañamiento musical es prácticamente inexistente, pero debo admitir que concretamente hay una pieza excepcional, que solo suena 2 o 3 veces en todo el film.

En definitiva, “Kumokiri Nizaemon” es una película que requiere mucha paciencia, un espectador entregado sin otra cosa mejor que hacer, y un gusto bastante grande por el genero y el director. Quizás solo los mas fanáticos de Gosha consideren que merecen la pena sus casi tres horas, yo personalmente solo puedo decir que como conjunto, y olvidando muchas, muchas escenas, la historia es bastante buena.

No hay comentarios: