Samurai Spy (1965)


Espionaje
Por Fingolfin

Del director de “Owl´s Castle” y “The Assassination”, nos llega otra de ninjas. Con este film, he tenido la oportunidad de ver a Masahiro Shinoda con dos diferentes técnicas para mostrar el estilo ninja. Más de 30 años de distancia entre “Samurai Spy” y “Owl´s Castle” ofrecen dos perspectivas distintas de uno de los temas mas complicados de mover en la pantalla.

A principios del siglo XVII Japón está lleno de espías de todos los bandos. Por un lado están los de Toyotomi, principal opositor al gobierno Tokugawa, que busca el momento de tomar el poder. En el otro extremo están los propios Tokugawa, desmantelando las operaciones de los rebeldes. Y finalmente, en medio de los dos, pero más próximos a los Toyotomi, tenemos al clan Sanada, una red de espías que se limita a pasar información a su señor.
Sasuke es uno de estos espías, involuntariamente se ve envuelto en un importante conflicto que gira entorno a un traidor del clan Tokugawa, Tatewaki. Numerosos asesinatos e innumerables traidores complicarán todo hasta el final.

Como casi siempre que el clan Sanada o el propio Yukimura (señor del clan) aparecen en el argumento, estamos hablando de historias de ninjas. Este género es el más complicado de representar si no se quiere decepcionar a ningún espectador. Y es que cuando estos habitantes de las sombras entran en la pantalla, con ellos vienen saltos imposibles, movimientos espectaculares por los tejados, y todo tipo de acrobacias que pueden quedar muy bien, o muy mal. En “Samurai Spy” el director no abusa de estos elementos (principalmente por que con los efectos especiales de 1965 no hay resultados muy fiables), pero los pocos que aparecen son buenos, o muy buenos.

Los combates son muy abundantes y dejan resultados discutibles. En los que aparecen armas típicas de los ninjas, como cuchillos cortos, dardos, cuerdas, estrellas ninja…etc, el sabor de boca que deja es agradable. Una ejecución prácticamente perfecta que casi no deja lugar a críticas negativas. En cuanto a las katanas ya no hay tanto bueno que mencionar. En ocasiones es aceptable, y en otras personalmente veo las coreografías bastante flojas. También es cierto que los enfrentamientos a espada tal y como estamos acostumbrados son muy escasos, y en las ocasiones que aparecen, se ven adornados por espectaculares maneras de usar la katana.

En cuanto al argumento es de los que mas me han gustado. Durante media película todo parece estar muy “claro” (entrecomillas por que la trama no es sencilla en ningún momento). Sin embargo “Samurai Spy” se transforma en una excelente película de intriga. Los giros arguméntales son constantes, los amigos se transforman en enemigos, y los asesinos en inocentes.

La valoración final es: Buena. Verdaderamente recomendable, y muy agradable de ver. Sus 100 minutos de metraje parecen durar la mitad. No es aburrida en ningún momento.

1 comentario:

SunkDevifull dijo...

He de decir que empecé a ver esta película con muy poca intención, pensaba que iba a ser mala, nada más lejos.
La trama, como Fingolfin dice, es genial, una de las tramas con mayor intriga y sorpresas, algo no muy habitual en las películas chambara.
Las coreografías no me parecieron malas, tal vez sean demasiado lights y tengan sus fallitos, pero lo prefiero a efectos especiales y sangre cutre, supongo que es cuestión de gustos, : )
Película bastante recomendable, con sus cositas, pero que sobretodo gracias a su trama, deja muy buen regusto.