Ronin-Gai (1990)


El mundo de los samurais
Por Fingolfin

Es la primera película dirigida por Kazuo Kuroki que tengo el gusto de conocer (aunque llevo mucho tiempo buscando “The Assassination of Ryoma”). Hay que decir que en el balance general una vez vista de principio a fin, el resultado es más que aceptable, e incluso bueno, en función de lo que busque exactamente el espectador.

El protagonista de la película sería un personaje colectivo: el pueblo. Dentro de esa colectividad, hay 3 personas que destacan un poco más que el resto, pero no por ello tienen mayor protagonismo. Estas personas son: “Toro” (Shintarô Katsu), un samurai que pese a las humillaciones que se deja hacer para ganar dinero, es inteligente y sabe salir airoso de todas las situaciones; Gennai (Yoshio Harada), otro samurai harapiento capaz de conquistar a cuantas mujeres se cruzan en su camino, vive en una pequeña barca; y finalmente Oshin (Kanako Higuchi), que de las muchas prostitutas que aparecen, ella es la que mas peso tiene para mover el desarrollo del film, y la desencadenante de los principales eventos.

Desde el comienzo, no encontramos la introducción de ninguna historia, ni elementos que hagan pensar en un argumento a seguir, sino que se nos presentan todos los personajes por separado, y luego interactuando entre ellos. La impresión que ofrece en un principio, es de que el director ha entrado en el pueblo, y ha grabado un pedazo de la vida en el lugar, sin la intención de enseñar una historia, sino una realidad.
Esa sensación nos va abandonando conforme recorremos el metraje, y en torno al ecuador del film, la importancia de los asesinatos de prostitutas crece hasta convertirse en el tema principal. Poco a poco el director va trasladando el asunto, desde un rumor que se oye, hasta escenas completas.

Me ha despertado curiosidad sobretodo el terreno de la acción. Es un elemento ausente durante la totalidad de la película, y solo llega al final. Eso sí, tendremos una batalla encarnizada, muy bien rodada, con mucha velocidad, y que se ve reforzada por la enorme carga sentimental que la motiva.

El genero de “Ronin-Gai” podría considerarse “drama”. Sin embargo es una película distinta, y como ya anunciaba antes, no va a ser apta a todo tipo de espectador. Es fundamental la paciencia, ya que a su comienzo la lentitud es agobiante y no sucede nada, simplemente se nos muestra un mundo (concretamente situado treinta años antes del comienzo de la era Meiji). Merece la pena esperar, ya que al final tendremos lo que todos esperamos, y donde se pone una gran culminación a una historia creciente, muy bien llevada.

Lo único que me ha recordado en cierto modo a otros films, es el empeño en mostrar la clase mas baja de los samuráis. No todo gira alrededor de valientes ronin, o de señores de la guerra, sino que muchos de los samuráis tienen que ganarse la vida de forma realmente humillante e innoble, y viven incluso peor que personas normales de la calle. “Toro” consigue un empleo de guardaespaldas, en el que incluso tiene que hacer de perro (lo cual no es tan malo si tenemos en cuenta que antes cobraba por que le golpearan con palos de bambú); Gennai se aprovecha de las mujeres para conseguir que le mantengan y obtener dinero; Horo descuartiza cadáveres para comprobar la calidad de las espadas; y finalmente cabe destacar, que todas las mujeres del film son prostitutas. Lo que no deja de ser revelador de las dificultades que encuentran para salir adelante.

Si no soportas, o simplemente no te gustan las historias lentas, esta película no es nada recomendable. Pero en caso contrario es una buena elección, ya que desahoga de forma excelente un género muy explotado, con unos métodos diferentes.

1 comentario:

SunkDevifull dijo...

Más que decente película, que si se le da una oportunidad, al final acaba dejando muy buen sabor de boca.
Un poco lenta pero que da gusto ver, : )
Recomendada por mi parte, ; )