Ashura jo No Hitomi (2005)


Neo-chambara
Por KeNJi-KuN

Hace cinco años que Izumo dejó su trabajo como cazador de demonios. Tuvo que ser un acto traumático el que le hizo entrar en razón de lo salvaje y a veces injusto de su labor. Ahora se dedica a interpretar obras de Kabuki. Una noche conocerá a una mujer perseguida por las autoridades. Algo hay en ésta que le resulta familiar y pronto entre ambos surgirá el amor. Sin embargo un aura extraña envuelve a la mujer: una marca en su espalda la tortura desde el día en que se conocieron.

“Ashura jo no Hitomi” está dirigida por Yojiro Takita, director de obras como la segunda entrega de “Onmyoji” y “Mibu Gishi den”. En esta ocasión y nunca mejor dicho nos narra el triste relato de Ashura. Para entender rápidamente el concepto y elementos que rodean el film decir que encontraremos un relato romántico aderezado con magia, samuráis, demonios y katanas.

En primer lugar decir que la película me ha decepcionado, si bien cuenta con algunos aciertos y escenas memorables, me han dejado mayor huella los detalles negativos. Y es que el film sufre constantes altibajos. Técnicamente está bastante cuidado, en algunos aspectos más que otros, destacando por encima del conjunto la banda sonora, bastante espectacular. En cuanto a la acción que condensa tendremos algún que otro duelo katana en mano mas o menos vistoso y bien hecho, sin llamar excesivamente la atención ni por coreografía ni ejecución.

En cuanto al “alma” del film, los supuestos momentos dramáticos y románticos me han dejado cuanto menos frío, sea por lo poco creíble de la relación o cualquier otro motivo. Las interpretaciones tampoco ayudan mucho a conseguir transmitir. El reparto lo encabezan Somegoro Ichikawa (actor kabuki), Rie Miyazawa, Atsuro Watabe, y Kanako Higuchi, quienes me han resultado en su mayoría superficiales.

En definitiva, film recomendable para aquellos fans del cine de samuráis que quieran ver algo diferente, y que para el resto no pasará de ser un film mediocre que quizás en otras manos pudiera haber dado mucho más de sí.

No hay comentarios: