Goyokin (1969)


Llevados por los dioses
Por Fingolfin

Los barcos del Shogun pasan cargados de oros por la costa de Sabai. Tres años atrás, treinta pescadores con sus mujeres y familias desaparecieron en ese mismo lugar después de haber encontrado el oro de un barco hundido. Nunca se supo que pasó con ellos, así que se solía decir que fueron “llevados por los dioses”. Magobei es un samurai que sabe muy bien lo que sucedió aquel día, por lo que los responsables tratarán de deshacerse de él.

Interesante película de Hideo Gosha, y sin duda una de las dos o tres mejores de toda su filmografia. Quizás para valorarla bien haya que dejarla reposar un poco, ya que mientras la ves puede parecer simplemente buena o entretenida. Sin embargo cuando después de dos días aun recuerdas algunas escenas o momentos, te das cuenta de que estás ante un gran film.

El argumento se nos plantea en un principio como una especie de “Triangulo de las Bermudas”, entre la Isla de Sado, y la península de Noto. Conforme avanza, prácticamente ese tema se convierte en algo irrelevante, y la única muestra de cosa “extraña”, puede ser el aterrador carácter que se atribuye a los cuervos.
La historia es un camino que acerca irremediablemente a dos personas que fueron compañeros en el pasado. Estas personas son Rokugo Tatewaki (Tetsuro Tamba), y Magobei Wakizaka (Tatsuya Nakadai).

En el aspecto de las coreografías, pocos directores me gustan tanto como Gosha, por que aunque no sean nada del otro mundo, son enormemente trabajadas, buscando en todo momento que el espectador no pierda detalle. Gran velocidad, buenos movimientos de cámara, buen sonido, y la sangre en su dosis exacta. Otra cosa que valoro mucho es la manera de hacer los combates nocturnos. Gosha sacrifica el realismo de la noche oscura, para iluminarnos levemente los personajes, de ese modo contemplamos los combates como si fuera de día. Es posible que haya gente que no le gusten esos métodos, pero personalmente siempre he odiado seguir sombras en la oscuridad.

Lo que menos me gusta es la presencia de Shino. Y mi motivo es que probablemente las únicas escenas que se alargan demasiado son las que la tienen como protagonista. Entiendo que era importante su papel en la película para aportar un toque de amor, o romance, pero considero que podía haber sido totalmente sustituible.

Finalmente destacar la idea del director, de usar la música que los pescadores tocan con mascaras y tambores para los últimos diez minutos del film. En ese tiempo podremos ver el mejor momento de la película, escénica, y musicalmente hablando. Gran film, altamente recomendable.

1 comentario:

SunkDevifull dijo...

Esta fue la primera película de Gosha que vi y es curioso que tras haber visto bastantes más, no me extraña la sensación que tuve tras verla en su momento.
Como la gran mayoría de las películas de Gosha que he visto, "Goyokin" te deja a medias, la película está bien y la ves sin problemas, es entretenida, pero cuando acaba te quedas igual.
En fin, una película normalita recomendada más que nada a los aficionados a este género, : )