So Cute (2005)


So bad…
Por Master of Hate

Con aparente pinta de comedia nos llega esta “So Cute” de la mano de Kim Su-hyeon que se estrena como realizador. Con lo de “aparente” he querido decir muchas cosas y no precisamente buenas, pero eso lo explicare mas adelante. Primero quiero señalar que si hay algo que hacen muy bien los directores coreanos es mutar géneros y conseguir resultados sorprendentes. “So Cute” de acuerdo a como se perfila desde sus primeros minutos, muestra un rostro cómico y picaresco, pero se deja caer en el drama y de allí en más pareciera divagar sin saber a donde ir.

La historia envuelve a un viejo shaman con supuestos poderes sexuales que tiene 3 hijos con distintas mujeres. Con el tiempo pierde sus poderes y queda abandonado en un viejo edificio de apartamentos, en donde convive con 2 de sus hijos (en este punto ya todos son adultos). Uno de ellos trae a casa una jovencita llamada Soony (Ye Ji-won), que al parecer se convertirá en su esposa. Su tercer hijo aparece como miembro importante de un grupo de gángsteres que acaba de salir de prisión. Para su mala suerte, la primera tarea que le encomiendan es la de desalojar a los pocos habitantes del edificio y favorecer a los intereses de sus superiores. Si, en efecto, tiene que desalojar a su padre y hermanos. Supuestamente los 3 hijos del shaman se enamoran de su futura madrastra y eso causa más de un conflicto.

La historia puede salvarse, pero no se ha hecho nada a favor de ello. Si la queremos tomar como comedia, falla rotundamente, puesto que simplemente no resulta cómica (pese a que lo intenta). Si la queremos tomar como drama, tiene menos sentido aún. Esto quiere decir que la cinta no se puede tomar por ningún lado. Los 3 hermanos interactúan de varias maneras con su futura madrastra, pero es solo uno de ellos quien parece tener un interés verdadero. En realidad se podrían definir como fracasados, aunque quien en verdad lo es, es su padre. La actitud de Soony es desconcertante, se crean lazos de afinidad sin base alguna. Ninguno de los personajes tiene un desarrollo interesante (si es que lo tienen) o por lo menos llamativo.

No creo que falte quien atribuya las características al film como positivas, haciendo referencia a su originalidad. Ciertamente la historia es buena, pero nada fuera de lo normal, Es palpable el intento de crear cierto dramatismo en los momentos menos adecuados, los personajes parecieran estar concebidos para desagradar, y a eso difícilmente se le llama originalidad. ¿Realista? menos aún, al menos para mí.

Mi mayor interés en esta cinta fue ver a Jeong Jae-yeong (“Silmido”, “Someone Special”) como uno de los protagonistas. Lamentablemente no hay nada que destacar sobre las actuaciones ya que poco a nada hacer a favor de una película vacía, que queda para el olvido.

No hay comentarios: