Hello, Brother (2005)


Transición
Por KeNJi-KuN

Han-Yi es un niño de 9 años que no tiene respeto hacia su hermano mayor, al cual le gasta bromas continuamente. Su comportamiento en clase tampoco es bueno. Un día a su hermano mayor le detectan un tumor cerebral. Pero Han-Yi no es consciente de la grave enfermedad que padece éste y que cambiará sus vidas.

“Annyang, hyeonga” es la envidiable ópera prima del realizador Lim Tae-hyeong que construye un drama basado en hechos reales visto a través de los ojos de un niño de 9 años interpretado magistralmente por Park Ji-bin (“Gajok”), quien configura su mejor interpretación y una de las mejores, sino la mejor, del año.

“Hello, Brother”, aunque no exento de pinceladas de comedia, es un dramón en toda regla. Un film sencillo y fácil de ver a la misma vez que duro y doloroso al tratar un tema como el de las enfermedades terminales, amplificándose el término al tratarlo sobre niños. Encontraremos incluso algún elemento fantástico y surrealista debido a la visión infantil con la que el director ha querido dotar a la película. Durante 97 minutos seremos testigos de un film tan bueno como entretenido que desborda tensión, inocencia, emoción, ternura y por que no, esperanza.

Técnicamente la película está a la altura a la que nos acostumbra el último cine koreano, tanto en cinematografía, producción y fotografía como demás elementos, dígase fotografía y montaje. Las interpretaciones constatan uno de los puntos fuertes, siendo Park Jin-bin un pequeño monstruo que devora la pantalla en cada segundo de protagonismo. Completan el reparto Bae Jong-ok, Park Won-san, Oh Jee-hye, incluyendo un cameo de Ahn Sang-tae, siendo la totalidad de las interpretaciones de un gran nivel.

Con esta película el debutante Lim Tae-hyeong nos ofrece un gran film, que no una obra maestra, y que resulta lo suficientemente bien hecho e interesante como para convertirse desde ya en un realizador a seguir y ésta que nos ocupa, una película que merece la pena ser vista.

No hay comentarios: