Waikiki Brothers (2001)


No music = no life
Por Master of hate

La vida de los músicos tiene fama de ser muy dura, sobretodo para aquellos que han dedicado tanto tiempo a esta noble pasión, pero que a la larga no han recibido mucho a cambio. Esto es precisamente lo que marca la historia que hallamos en ‘Waikiki Brothers” un grupo de músicos que luego de muchos años de tocar, se hallan en un momento muy difícil, pues cada vez se les hace más difícil vivir decentemente de la música. Desilusionados y con pocos ánimos de seguir, el grupo se va desmantelando y cada miembro va tomando su propio rumbo. Este desencanto parece marcar el final de los “Waikiki Brothers” pero quizás aún les quede una última esperanza.

No recuerdo haber visto una historia similar a esta. Por lo general, las historias de músicos, cantantes, y bandas siempre terminan apuntando para el otro lado, es decir, el grupo empieza siempre con problemas y dificultades, hasta que luego de una tenaz lucha consiguen la fama y la gloria que tanto anhelaban. Yim Soonrye nos demuestra que todo no es color de rosa en la vida de los músicos.

La historia tiene mucha lógica, y ataca precisamente las cosas que representan una barrera constante en la vida de un grupo. La pasión por la música, si bien alimenta el alma y el espíritu, no alimenta el estomago y es por eso que la cinta es muy honesta. De esta manera vemos los problemas monetarios que atraviesan los protagonistas, que viven miserablemente por la carencia de dinero.

Los personajes esta inteligentemente construidos ya que a pesar de que son un grupo a quienes el interés por la música ha mantenido unidos, hay notables diferencias en sus personalidades; llegando en algunos casos al extremo. Quizás esto cree la duda de ¿Cómo siendo tan distintos han estado tanto tiempo juntos? Esto quizás se justifica, ya que en momentos de crisis es cuando los problemas se multiplican y los trapos sucios salen a la luz, y es precisamente el mal momento que atraviesa el grupo, lo que alimenta todos estos conflictos.

El problema de “Waikiki Brothers” (si es que se puede hablar de uno) es que la historia resulta especialmente negativa sin un clímax identificable, por lo mismo, no es precisamente algo que entusiasme. Los personajes parecen ya condenados al fracaso y parecen tenerlo muy asumido. Lo que sí resulta interesante es el reflejo de un mundo cambiante, y las nuevas tendencias, que son básicamente el motivo por el cual lo tradicional caduca rápidamente. La búsqueda de la modernidad y la asimilación de un concepto más cosmopolita sugieren también la desintegración y el abandono de las raíces y lo más representativo de una cultura.

Entre el reparto hay nombres bastante familiares como Lee Eol (Samaria), Hwang Jeong-min (You Are My Sunshine), Park Won-sang (Hello Brother) y Ryu Seung-beom (Arahan) entre otros.

“Waikiki Brothers” es un largometraje que tiene un trasfondo muy amplio. Detrás del fracaso musical de un grupo, está también el cambio vertiginoso de una sociedad que se adapta a las tendencias y que reniega del pasado. Una cinta inteligente y muy útil para analizar estas perspectivas.

3 comentarios:

Jessica Jones dijo...

Muy interesante pelicula, no podrias decir donde se puede bajar, y si hay sub en castellano????

Master of Hate dijo...

Hola. Si, la pelicula es interesante, pero la verdad es que no encontre subs en castellano, me las apañe con subs en ingles que baje desde kloofy.

un saludo

Jessica Jones dijo...

Gracias, pues nada, a soñar q llegue algun dia en España XD