Art of Fighting (2006)


Todo tiene un límite
Por Master of Hate

Byung-Tae (Lee Hyun-kyoon) es un chico muy sencillo y pacifico que va a una escuela técnica, sin embargo, su carácter no le favorece en mucho ya que un grupo de malandrines que va a la misma escuela, le hacen la vida imposible. Paliza tras paliza Byung-Tae llega al límite y decide buscar alguien que le instruya en el arte del combate. Sus primeros intentos no dan resultado y solo empeoran la situación, pero un misterioso hombre llamado Man-su (Baek Yun-shik) se cruza en su camino. Al parecer Man-su es el único capaz de enseñarle algo valioso a Byung-Tae y quizás no sea sólo a usar los puños.

“Art of Fighting” es la carta de presentación de Shin Han-sol que no impresiona, pero sí deja un buen sabor de boca por lo que deja plasmado en esta cinta. Qué el titulo no nos engañe, “Art of Fighting” tienen escenas de acción pero no demasiadas. El complemento aquí ha sido la comedia, y resulta una sabia decisión porque se ha conseguido un buen balance con una historia sencilla y accesible. Ahora, esta claro que los que esperan acción a raudales o la película del año deben controlar su entusiasmo, porque lo que hay aquí no da para nada de eso.

Para bien o para mal, se ha prescindido del drama casi en su totalidad. Por otro lado, cabe señalar que no hay un desarrollo importante por parte de los personajes secundarios. A excepción del dúo protagónico, poco o nada de sabe del resto; sus intenciones y motivos quedan relegados a un segundo plano. La relación maestro-alumno tampoco es lo que la típica y aquí tiene mucho que ver la personalidad del mentor que no es el modelo de sabiduría convencional.

Personalmente lo que más me gusto, y que usualmente forma parte de muchas cintas coreanas, es el realismo con el que se muestran los personajes. Byung-Tae aprende a pelear y aprende de la vida; sin embargo contrario a lo que pueda parecer, sigue siendo el mismo. En ningún momento se vuelve una maquina de matar, ni es capaz de hacer papilla a sus rivales de la noche a la mañana. Todo se hace a la medida de las posibilidades lo cual es mucho más creíble.

La música elegida ha sido muy variada, pero destacan algunas melodías en plan blues, que me llamaron la atención; y sobretodo la melodía de los créditos finales (ya verán porque)

Tenía cierta curiosidad en esta cinta sobretodo por ver la actuación de Byung-Tae después de su silencioso papel el 3-Iron. Finalmente, he de decir me ha convencido y ahora que le he podido ver en un papel radicalmente distinto corroboro que es capaz de seguir siendo protagonista bajo la tutela de otro director.

“Art of Fighting” sigue siendo un filme interesante, mantienen un buen nivel y se hace fácil recomendarlo, sin embargo no es el bombazo del año, ni la película que definitiva de este 2006.

No hay comentarios: