Hunter in the Dark (1979)


El hombre sin pasado
Por Fingolfin

También conocida por su título original “Yami no Karyudo”, y dirigida por Hideo Gosha. Lo primero que me gustaría mencionar, es la enorme similitud escénica con “Kumokiri Nizaemon”. Teniendo en cuenta que vi ambas prácticamente seguidas (no el mismo día, hay muy poca gente capaz de eso), y que sus fechas son 1978 y 1979, no he podido evitar sacar muchas relaciones gratuitas, y otras mas evidentes. Las gratuitas van referidas a la trama, que objetivamente no tiene mucho que ver si no es desde un punto de vista muy general; las evidentes van referidas a escena, podríamos mezclar secuencias de una y otra y no notaríamos diferencia.
Para bien o para mal también comparte sus errores y sus virtudes (incluida la duración aproximada).

En un ambiente de corrupción política, surge a finales del siglo XVIII un grupo de asesinos llamados “Los cazadores de la noche”, dirigidos por Gomyo Kiyoemon. Por otro lado tenemos a Yataro Tanigawa, un hombre que olvidó por completo su pasado y se aferra al presente con mas temor que deseo por recordar. Yataro acaba trabajando para Gomyo, al que le muestra una lealtad incondicional. Cuando los recuerdos comienzan a salir a la luz se descubre que es el hombre clave que marcará el destino de Ezo.

Tengo que reconocer que soy un poco maniático en este aspecto, pero lo que mas temor me planteaba era el hecho de que los “cazadores de la noche”, iban a cazar de noche…lo que plantea el (para mi) enorme problema de la oscuridad. Nunca me ha gustado ver escenas oscuras, por que solo hay ruido y movimientos de cámara, y eso es mas propio de los americanos que los orientales. Sin embargo he de reconocer que en “Hunter in the Dark” la oscuridad no es algo predominante, y ya puestos diré que la acción tampoco.

Esta vez son 140 minutos de duración. La trama se desarrolla muy tarde, de forma muy lenta, y con un desenlace interminable, así que nadie se extrañe si digo que miré el reloj cuando pensaba que se acercaba el final, y aun quedaba bastante mas de media hora.
A “Kumokiri Nizaemon” la salvó la última escena tan buena que tiene, a “Hunter in the Dark” me temo que no, y también me temo que no la volveré a ver.

Ahorraré valoraciones sobre la actuación de Tatsuya Nakadai en el papel de Gomyo, ya que es exactamente igual que el que hizo en Kumokiri (muy buena). La que sí me gustaría destacar es la de Yoshio Harada como Yataro, que me parece excelente y llevada de la mejor forma posible. De los personajes secundarios, me gustó Keiko Kishi en el papel de Omon, y por supuesto el inmortal Tetsuro Tamba como Okitsugu.

Simplifico bastante la conclusión. Si no te gustó “Kumokiri Nizaemon” no merece la pena perder el tiempo. Quien no tenga problemas con las películas lentas quizás no ponga reparos para verla en un rato de descanso.

No hay comentarios: