Throw Down (2004)


Sanshiro Sugata
Por KeNJi-KuN

Sze-To regenta un pub-karaoke en horas bajas. Antaño fue un afamado luchador de Judo hasta que decidió retirarse. Lleno de deudas ahoga sus penas en el alcohol. Un buen día conocerá a dos personajes, Tony, un joven saxofonista que va retando a la gente para demostrar su valía y cuyo ídolo es el mismo Sze-To; y Mona, una joven cuya única obsesión es triunfar en el mundo del espectáculo. Entre los tres se formará un curioso triangulo cuya unión casi simbiótica les servirá para salir de sus encierros emocionales.

Antepenúltima incursión cinematográfica de Johnnie To hasta la fecha, “Throw Down” es, seguramente, la película que más se desmarca de todas sus producciones. Una historia intimista no exenta de acción, pero si relegándola a un brillante segundo plano, en pos de una historia de claro mensaje moralizante que a la vez se convierte en un homenaje al maestro Akira Kurosawa, con claras reminiscencias a su cine, más concretamente a su obra “Sanshiro Sugata” (‘Judo Saga’).

Tal pretensión sale finalmente airosa, gracias a las cualidades de un film que, sin ser una obra maestra, se deja disfrutar como pocos por el amante al buen cine. El “estilo To” pese a las diferencias con su cine más habitual, está presente en todo el metraje, dejándonos algunas escenas repletas de buen hacer. Si en algo ‘falla’ To, es en resultar espectacular aún cuando presumo que en esta ocasión buscaba evitar dicho adjetivo. Cabe destacar una fotografía que hace especial hincapié en los claroscuros, así como una selectiva banda sonora, en la que hallaremos desde referencias jazzisticas hasta el más tradicional de los cantos japoneses.

Las actuaciones en general rayan a gran altura, esta vez los elegidos por To para los papeles principales han sido Louis Koo, Aaron Kwok, Cherrie Ying, Tony Leung Ka-Fai, Eddie Cheng y Lo Hoi Pang. Destacar el personaje de Jing, que pese a su escaso protagonismo, con su voz y su ‘carta de presentación’ regala algunos de los mejores momentos del film. Terminar con el telón de fondo, y gran personaje secundario, el Judo. Seremos testigos de alguna que otra llave espectacular, y en general, de buenos y bien filmados combates y coreografías.

“Throw Down” es una película que solo debería decepcionar a quienes buscasen en ella un film de acción, cine sin altibajos que se deja saborear sin dificultades, sabia y gustosamente ejecutado y dirigido. Una obra necesaria en una filmografía de un realizador como Johnnie To.

No hay comentarios: