Indian Summer (2001)


¿Culpable o no?
Por Master of Hate

Seo Jun-ha (Park Shin-yang) es un joven abogado que realiza sus labores con normalidad hasta que un día se le asigna un caso muy delicado. Lee Shin-young (Lee Mi-yeon) es acusada de asesinar a su marido de manera premeditada y cruel. Lo extraño del caso es que ella se niega a dar ninguna declaración e incluso se niega a contar con los servicios del abogado encargado de su caso. La situación trasciende las cortes ya que Jun-ha no actúa muy profesionalmente y deja que las pasiones y sus intereses personales intervengan en el desarrollo de su defensa, la misma que se torna muy desafiante puesto que el fiscal ha pedido la pena de muerte para la acusada.

Para ser hasta la fecha la única película de No Hyo-jeong, “Indian Summer” tiene puntos destacados y en general no se le puede achacar falencias notables o desaciertos de ningún tipo. Logra de principio a fin mantener un interés significativo que gira alrededor de la relación entre los protagonistas, y del misterio sobre el asesinato. No es la primera película que presenta este tipo de tramas; de hecho se perfila bastante predecible e muchos aspectos desde sus primeros minutos, pero se aleja de este criterio a medida que la historia se desenvuelve.

El factor determinante que saca adelante la cinta es su consistencia y las buenas actuaciones que explotan el potencial de un guión, si no excelentemente conseguido, por lo menos aceptable. Park Shin-yang es muy convincente en su papel, y tiene una gran capacidad para mostrarse como un hombre sumamente sensible y frágil, pero a la vez con gran coraje y buenos sentimientos. Lee Mi-yeon hace lo propio y extrañamente su personaje tiene cierta similitud con el que interpretara en su siguiente película “Pisces”, una mujer encantadora, pero con un destino ya escrito.

Sin hacerse acreedora a calificaciones sobresalientes, “Indian Summer” consigue llamar fuertemente la atención y se convierte en un drama intenso que no deberíamos dejar pasar.

No hay comentarios: