Electric Dragon 80.000 V (2001)


Sobre los reptiles y la electricidad
Por Casandra

Filmada al mismo tiempo y con el mismo equipo que “Gojoe”, “Electric Dragon 80.000 V” es una experiencia única. Con una duración de apenas 55 minutos, Sogo Ishii construye un film poderoso y de gran impacto visual.

Dragon “Eye” Morrison (Tadanobu Asano) es un investigador de reptiles que posee poderes especiales vinculados a la electricidad. Thunderbolt Buda (Masatoshi Nagase), también poseedor de poderes especiales, lo convierte en su blanco. El duelo entre ambos es ineludible.

La historia se organiza a partir de tres actos, en los que se presenta a los personajes, se plantea el conflicto y se resuelve en la pelea final. El film prescinde casi por completo de los diálogos, optando por el uso de carteles y una voz over que oficia como narrador.
La elección de una fotografía en blanco y negro permite plantear el carácter ficcional del film desde el comienzo, abriendo espacios para la experimentación. El sonido deja de lado su función referencial para explotar las posibilidades expresivas gracias a la música de Mach 1.67.

Tadanobu Asano ofrece una excelente actuación amoldándose al ritmo frenético del relato, a punto tal que su cuerpo parece habitado por la electricidad que posee su personaje, mientras que Masatoshi Nagase es la contraparte perfecta, por la precisión quirúrgica de sus movimientos.

Ishii construye una película tan atípica como fascinante, logrando unir todos los aspectos expresivos. Esto le permite sostener un ritmo que va creciendo hasta el duelo final. Si quiere saber qué tienen en común los reptiles con la electricidad, no tiene más que mirar este film. Aunque no garantizo que al hacerlo encuentre una respuesta, es seguro que disfrutará la experiencia.

No hay comentarios: