Distance (2001)


Como la vida misma
Por KeNJi-KuN

Una profesora (Yui Natsukawa), un salariman (Susumu Terajima), un trabajador por su cuenta (Yusuke Iseya) y un estudiante (Arata) se reúnen el mismo día de cada año cerca de un lago en las montañas con motivo del suicidio de sus familiares (incluido su líder espiritual), miembros de un culto apocalíptico, hace justo 3 años después de haber envenenado el agua de una ciudad japonesa matando a 128 personas. En el camino de vuelta descubren el todoterreno en el que viajaban ha sido robado. Atrapados e incomunicados en mitad del bosque deciden pasar la noche, junto con un ex-miembro del culto (Tadanobu Asano) que se une al grupo, en la cabaña donde sus familiares convivieron antes del suicidio. Este pequeño inconveniente les dará la oportunidad de tratar descubrir más sobre lo que realmente sucedió con sus familiares y de paso conocer mejor a los demás miembros del culto.

Tercera incursión de Hirokazu Kore-eda trás la cámara, "Distance" es la obra anterior a su aclamada "Nobody Knows", con la que comparte formas. Ambos films evidencian el pasado documentalista del realizador nipón. Encontramos ausencia total tanto de banda sonora como de luz artificial, lo que acrecienta aún más la sensación de realismo, que ya es total de por sí con las imágenes que desprende. Largas tomas y planos con diálogos y actuaciones que casi parecen improvisadas, sin duda la esencia del cine de Kore-eda.

La cinta se muestra interesante y sólida, no carente de ciertos altibajos y pecando de un metraje excesivo, y es que el director por momentos coquetea con el snobismo. No deja por esto de ser una interesante propuesta y un buen film.

A nivel técnico Kore-eda se muestra rotundo y demuestra un gran pulso tanto en la dirección como trás la cámara dejándonos algunos grandes momentos y escenas llenas de sutilidad. Las actuaciones, como apuntaba, resultan naturales a tenor de la improvisación (que no es tal) que se transmite, por esto no dejan de resultar algo sosas, especialmente la de Tadanobu Asano. Destaca entre ellas la de Susumu Terajima.

"Distance" entre otras cosas deja en falta un montaje más ligero, recortado y dinámico. Esto junto a su extenso metraje y el ritmo lento y pausado puede ser un handicap, acentuado por la ausencia de banda sonora, para enfrentarse a ella. Sin embargo, frente al severo aburrimiento que supondrá para algunos, otros disfrutarán de un cine adulto con los suficientes elementos y calidad como para estar hablando de una película notable que se ve superada por la más reciente obra del director.

No hay comentarios: