Samurai Reincarnation (1981)


Venganza tras la muerte
Por Fingolfin

Me gustaría antes de nada usar el comentario para “prevenir” al espectador, si no quiere pasarse media película preguntándose en qué estaba pensando Kinji Fukasaku para crear el film. Con esta aclaración no quiero decir que sea mala, simplemente que no es algo habitual, y que no se parece a nada de lo que haya visto antes.

La masacre de 37.000 cristianos despierta el alma en pena de Shiro Amakusa, que se reencarna en un hombre del teatro del Shogun. Para llevar a cabo su venganza se aprovecha de hombres que murieron sin cumplir su objetivo en la vida (todos ellos personajes importantes), y forma un grupo de demonios que extenderán el caos, y proclamarán el fin del shogunato.

Creo que con hacer una descripción de los personajes explicaría gran parte de lo que se va a presenciar, así que me pondré a ello: Shiro Amakusa, líder de la revuelta cristiana, su objetivo es vengarse por la muerte de sus hombres. Lady Hosokawa, hermosa mujer de un importante señor, su objetivo es volver a hacer el amor, y engatusar al Shogun. Miyamoto Musashi (han leído bien), la leyenda mas grande de Japón, su objetivo es retarse con padre e hijo de los Yagyu. Inshun Hozoin, el mejor lancero del país, su objetivo será violar tantas mujeres pueda. Kirimaru Iga, luchador del pueblo escondido de los ninjas, su objetivo es volver a la vida, sin más convicción que la misma de vivir.

Es curiosa la relación que mantiene Kinji Fukasaku con su película anterior, “The Shogun Samurai” en 1978, siendo cosas tan radicalmente opuestas. Algunos actores coinciden, con papeles idénticos (caso de Sonny Chiba como Jubei), o muy parecidos (Hiroyuki Sanada como Kirumaru). La época es prácticamente la misma, (al menos coincide el Shogun), y el desarrollo es totalmente distinto.

Los escenarios son de aspecto tenebroso y apocalíptico, pudiendo destacar especialmente tres. El primero es el de las 37.000 cabezas de cristianos rodeadas de crucifijos en medio de una zona desierta. El segundo es el conjunto de lugares en el que suceden las resurrecciones, todos ellos muy similares entre sí. Y finalmente el más espectacular es el del castillo de Edo ardiendo, donde tienen lugar los mejores duelos del film.

Hablando ahora de acción, Tomisaburo Wakayama (inmortal en su papel de Ogami Itto en la saga “Lone Wolf and Cub”) demuestra que sigue siendo mi espadachín preferido, usando la katana como si realmente hubiera pasado toda su vida con ella. Es el actor ideal para representar al maestro de armas del Shogun, Lord Yagyu.
Shiro Amakusa (Kenji Sawada) resulta decepcionante, al menos para los que hayan visto la serie completa de “Kenshin”. El personaje es idéntico en aspecto, vestuario y actitud a Shogo Amakusa (su supuesto nieto), sin embargo su espada permanecerá guardada de principio a fin, una lastima.

El aspecto sonoro es bastante discreto, no hay mas sonido que el fuego y las voces de ultratumba (las cuales nunca me han gustado en ningún film, y no va a hacer ahora una excepción). Mencionar también las fantásticas melodías de flauta, que son de lo más saludable que podremos tener con “Samurai Reincarnation”.

Balance final…difícil. Cuando retrocedo en el tiempo para ver una película normalmente lo hago para ver algo mas que una historia de demonios y espíritus, pero reconoceré que es al menos bastante entretenida, y no puedo decir que me haya aburrido en sus 120 minutos. Que cada cual decida si le convence.

2 comentarios:

SunkDevifull dijo...

Lo cierto es que esta película me gustó bastante, a diferencia del remake de 2003 que considero infinitamente inferior.
Ciertamente como indicas la película es una excentricidad de la que pocos pueden hacer gala, Fukasaku era uno de ellos...
Las escenas de acción me gustaron bastante en general, además se usan armas poco frecuentes.
La trama a su vez, amén de ser excentrica y fantástica, es interesante y tiene algunos puntos que me gustaron mucho.
En definitiva una película delicada, pero interesante de ver.

Por cierto, no me gusta el comentario que haces sobre Amakusa, citando incluso el anime...
La idea de Makai Tensho es que Amakusa vuelve de entre los muertos en forma de demonio, más allá de sus habilidades, en vida, de espadachín, ahora tiene poderes "demoníacos" más poderosos.
De hecho la idea de Shiro Amakusa como un "mago/demonio" ha sido continuada en diferentes campos, como los videojuegos, en "Samurai Shodown".

Fingolfin dijo...

Lo de decepcionante hablando de amakusa es mas bien algo bastante personal. Me gustaba mucho el personaje de anime (que si bien tenia tambien ciertos poderes, andaban bastante limitados a su espada), y la decepción que he tenido has sido la de no verle luchar.

PD: Un placer verte por aqui de nuevo para debatir ;)