Miyamoto Musashi (1954)


De animal a samurai
Por Fingolfin

Takezo es un joven del pueblo de Miyamoto que ansía convertirse en un samurai y ganarse la fama como guerrero. Su actitud es reprobada por todos los que conviven con él, y prácticamente es un forajido. El sacerdote Takuan será quien guíe sus pasos para transformarlo en el mayor samurai que Japón ha conocido jamás: Miyamoto Musashi.

Si Musashi es la leyenda mas grande de Japón, Toshiro Mifune lo es en el cine (al menos para mi), y en esta ocasión he tenido la oportunidad de ver a ambos en una sola persona; todo un espectáculo. Me gustaría resaltar la barrera que separa su papel como Musashi y su papel como Takezo, ya que tienen mucho que ver con diferentes etapas del actor. Cuando hace de Takezo podemos ver algunos de los rasgos mas importantes de Kikuchiyo en “The Seven Samurai”, un muchacho joven, y cuya ambición y fuerza superan con mucho su madurez. En cambio su transformación en Musashi cambia el personaje por completo, acercándonos mucho mas a otras actuaciones como Yojimbo o Sanjuro que rebosan de experiencia.

La adaptación de la historia real (o al menos de los registros reales) está forzada hasta el punto de que Takezo es poco más que un animal. No tiene miedo de nada, y como llega a ser definido durante el film, “es demasiado fuerte”. Para compensar toda su brutalidad aparece la figura de Takuan, que con métodos bastante duros, y en ocasiones crueles, le hará el favor mas grande de su vida.

En este primer film de la trilogía la acción viene provocada por la violencia de Takezo, que se enfrenta a todo aquel que le planta cara, primero con espadas de madera, y mas tarde con armas reales. Durante casi toda su aventura inicial estará a su lado Matahashi (Rentaro Mikuni), al que le falta todo lo que tiene su amigo, y cuyo papel va degenerando conforme avanza la serie.

En el aspecto técnico, ningún error importante que mencionar. La fotografía está reforzada por bellos paisajes de bosques cuando nuestro protagonista tiene que esconderse, y los escenarios bastante logrados.
La música seria sin duda lo que mas me ha gustado de todo, y es que solo en los créditos iniciales ya provoca escalofríos una pieza que difícilmente olvidaré nunca.

Estupenda primera parte de la trilogía, que marca los inicios de Miyamoto Musashi, y deja la historia justo a punto de comenzar la leyenda. Un film biográfico excelente dirigido por el genial Hiroshi Inagaki.

1 comentario:

SunkDevifull dijo...

La primera vez que vi este película no me gustó mucho, las actuaciones no son del todo de mi agrado, sin embargo, al segundo visionado me agradó más la trama así como la actuación de Mifune.
Aunque no considero esta película entre las mejores del género, me parece una trilogía histórica bastante correcta, : )