The Three Treasures (1959)


Leyenda e historia
Por Fingolfin

El titulo original es “Nipón Tanjo”, y de entre sus equivalentes internacionales he elegido “The Three Treasures” ya que, demasiado sutilmente, es el único de todos que no hace referencia solo a la parte de leyenda de la película. Dirigida por Hiroshi Inagaki, el film tendrá en dosis bastante equilibradas: aventura, fantasía, acción y amor.

Estamos en Japón, siglo IV. Yamato Takeru (Toshiro Mifune) es el segundo hijo del emperador, y por lo tanto segundo en la sucesión. Un día tiene un incidente con su hermano en el que todo el mundo piensa que le ha matado, para así convertirse en rey cuando muera su padre. Desde ese momento se le encomiendan difíciles campañas militares, buscando su muerte a modo de condena indirecta.

Lo que acabo de resumir es la historia principal, pero en todo momento, y sobretodo en la primera parte se ve acompañada de la leyenda sobre la creación del mundo y de Japón, con su propia versión de Adan y Eva. Esta se usa para explicar el presente, y de paso da un toque fantástico y hermoso al film. En conjunto, mas o menos se explica el nacimiento del shintoismo (“religión” por así decirlo, de la que no voy a hablar mas por que tampoco se demasiado).

Como siempre el aspecto más criticable para los menos conformistas serán los efectos especiales. Recuerdo que es 1959, dentro de lo que cabe tengo que decir que están bastante logrados (en comparación con otros de la época…). Pensándolo un poco, la magia de las leyendas está en no descubrirlo todo. Si creáramos los monstruos con última tecnología y los exhibiéramos para conseguir espectacularidad, lo que haríamos seria matar la leyenda: quitarle todo el mito.

Puede parecer que la acción es un elemento muy importante, pero solo se utiliza en su justa medida, que solo se desborda en la llegada final a Yamato. Como parte de la filosofía del film, se demuestra la superioridad del dialogo al combate, lo que quizás sea uno de los motivos en no poner demasiado entusiasmo en las escenas de violencia.

La banda sonora es una de las cosas mas destacables de “Nipón Tanjo”. Es bastante completa y no solo esta compuesta de piezas musicales y melodías, sino que los propios personajes en sus actos de celebración ponen coros y canciones tradicionales que personalmente aprecio siempre.

Es una película con actuaciones muy correctas por parte de todos los actores (especialmente Toshiro Mifune), que deja al espectador la posibilidad de llevar a cabo su propio análisis, mas o menos profundo, y cuya única preocupación será ver a Mifune con lazos en el pelo a modo de patillas.

No hay comentarios: