Vampire Cop Ricky (2006)


Un superhéroe surcoreano
Por Master of Hate

Pensar en superhéroes probablemente no nos lleve a Corea, en donde, al igual que en la mayor parte del globo, lo primero que vendría a la mente son las figuras míticas del hombre araña, batman y demás personajes. Metiéndose en lo que es la cinematografía surcoreana, al menos en el espacio que ha acaparado este renacer del su cine, no logro encontrar un referente cuya magnitud sea representativa y de carácter más general en cuanto a los modelos de cintas de superhéroe. Lee Si-myung , el director de “2009 Lost Memories” apuesta en su segunda película por desarrollar el un personaje tradicional, ajustarlo y finalmente brindarnos “Vampire Cop Ricky”.

Un mosquito venido directamente desde Transilvana llega hasta Corea en donde su primera y única victima es Do-yul (Kim Su-ro), un policía cuyos principios parecen no corresponder a los de su profesión. Do-yul realiza un trato clandestino con Tak Mun-su (Byung-ho), líder de una organización que controla varios negocios ilegales. Pronto Do-yul se da cuenta de su error y trata de enmendarlo, pero ya es demasiado tarde, su traición es descubierta, pero eso no es todo ya que además se ha trasformado en un vampiro.

Un policía vampiro persiguiendo malhechores por las calles de Seúl seguramente no es algo que se escuche comúnmente, ni siquiera en las películas. Por suerte esta idea va a cambiar después del visionado de “Vampire Cop Ricky” que por calificar de algún modo rápido se me ocurre decir que es “diferente” en gran medida a lo que cabria esperar de los héroes occidentales.

La portada, y el trailer de esta película no son muy acertados, ya que tienen una pinta de comedia por todos lados, lo que sugiere que la trama va únicamente en plan de risas, carcajadas y diversión. En realidad eso conforma una parte importante de lo que ofrece el filme, pero quizás no muchos sospechen que hay momentos bastante serios y dramáticos. Esta mezcla un tanto ambigua no es nueva, hay muchos directores que tienen una marcada preferencia por crear cintas que fusionen estos géneros, sin embargo aquí se ha dado un paso adelante. Los superhéroes por lo general no tienen mucho interés en hacer reír.

Nuestro personaje central tiene la peculiaridad de que se convierte en vampiro cuando se excita y cuando se ve en una situación de riesgo extremo (a lo Hulk). Así que ver a alguien cuyos poderes (a lo Bruce Lee) dependen de ver un poco de pornografía tiene sin duda su particularidad. Por otro lado está el hecho de que el protagonista sea Kim Su-ro, figura bastante conocida en el cine surcoreano, más que nada por sus papeles secundarios. Verle en este papel, en lo personal, me deja satisfecho, pues se le ha dado la oportunidad de mostrar algo más de su talento.

A pesar de que el film entra perfectamente en el género de la comedia, tiene, como dije antes, algo más que ofrecer. Quizás la parte melodramática a muchos no les siente bien, ya que las situaciones cómicas se cortan para dar paso a momentos un tanto sentimentales que tampoco llegan a ser contundentes. Pero, los aficionados que han seguido ya un tiempo este cine, que fluctúa entre la acción/comedia/drama, saben que no es nada nuevo; el atractivo aquí pasa por el hecho de tomar una figura que encaja mas dentro del papel de superhéroe y llevarlo a otro nivel.

Sobre las actuaciones vale la pena destacar, una vez más, a Kim Su-ro que muestra un poco de su otra y desconocida faceta. Películas como “Fun Movie” o “Dance with the Wind” le han dado la oportunidad de mostrar sus habilidades de cómico, pero ahora se le ve intercalar dichas habilidades con un papel algo más serio, aunque en “All for Love” ya tuvimos oportunidad de verle desde otra perspectiva. Veteranos como Jeon Ho-jin ("Double Agent", "Crying Fist") y Oh Kwang-rok ("Sympathy for Lady Vengeance", "A Moment to Remember") complementan el reparto, junto a rostros más nuevos como Jo Yeo-Jeong.

De juzgarla enteramente por su originalidad o guión, la cinta no tiene demasiado valor, su virtud esta en calificarla producto de entretenimiento, y es bajo esa consideración en donde me arriesgo a decir que ‘Vampire Cop Ricky” consigue ser convincente y una película de muy buena manufacturación.

Sin llegar a ser un largometraje espectacular, ‘Vampire Cop Ricky” deja una muy buena impresión, sobretodo porque no ha seguido la línea convencional, y porque se arriesga a jugar con el género, y aunque estoy seguro de el resultado pudo haber sido mejor, aplaudo la cinta del señor Lee Si-myung cuyo segundo trabajo me ha gustado más que su debut. Finalmente veremos si es que es él mismo quien dirigirá la secuela.

1 comentario:

Viruete dijo...

Fantastic Super Club?