Suicide Bus (1998)


Sin nada por qué vivir
Por Conri

"Suicide Bus” nos cuenta una historia bastante buena. Es posible que el titulo nos haga pensar en una película al estilo “Suicide Club”, pero la diferencia es total, son el agua y el aceite, dos cosas totalmente diferentes. Solo lo aclaro para que no les pase como a mí, que pensé eso y luego termine viendo un drama, que al menos valió la pena por sus muchos cambios que comentaré después.

Varios buses están teniendo accidentes camino a Okinawa. Las zonas montañosas hacen que sus conductores pierdan el control y caigan al vació. Sin embargo estos accidentes solo eran producto de la inconsciencia y también de ladistracción, nunca se creyó que alguien fuera a planear uno de ellos con antelación. Este viaje iba a ser una excepción, un viaje de ida donde no se necesitaba pasaje para el regreso.

Varias personas, algunos de edades altas y otros no tanto, en su mayoría deudores hipotecarios y jugadores empedernidos ya consumidos por sus malos negocios y vicios, deciden, sin ya nada que perder, hacer un viaje suicida gracias al cual sus familias podrían vivir felices cobrando el seguro de vida por sus muertes.

Pero todo va a cambiar cuando uno de los pasajeros al echarse atrás con este proyecto envía a su sobrina a este bus. Ella no formaba parte del plan, no tenia que morir en ese viaje, pero su destino estaba firmado, ella se acomoda en uno de los asientos traseros y el viaje comienza. ¿Podrá volver viva a su casa?

Esta película tan bien narrada y dirigida por Hiroshi Shimizu nos muestra la influencia de un personaje sobre los demás. Mediante el paso del tiempo vamos a empezar a darnos cuenta como la protagonista (Nanako Okochi) con su dulzura y encanto empieza a modificar las actitudes en los personajes suicidas que van con un destino fijo.

Largos caminos recorrerán por unos días hasta llegar a aquella curva que los espera, donde para algunos es el final mientras que para otros solo el comienzo de una vida digna. Pero a medida que pasa el tiempo la negativa a bajar de la muchacha del micro cada vez es mayor, y se niega a quedarse, aunque no conoce los motivos reales por los cuales la quieren abandonar en el camino.

La verdad que la película tiene cierto sentido moral bastante fuerte, las actuaciones están bien, y los paisajes son muy apreciables. No esperen encontrar sangre ni nada de eso, ya que es una historia por momentos cruda por otros un poco cómica. Pero vale la pena verla, entretiene y cumple su objetivo, que aunque no lo dije en todo el comentario es “Sorprendernos”.

No hay comentarios: