Ansatsu (1964)


Una jugada maestra
Por Fingolfin

“Ansatsu” o “The Assessination” fue una de las primeras películas de Masahiro Shinoda, y la más antigua que he visto del director. Rodada en blanco y negro me ha dejado una sensación totalmente distinta a “Samurai Spy”, la mas cercana cronológicamente, y es que en esta ocasión el elemento histórico eclipsa todo lo demás.

Hachiro Kiyokawa es un hombre que ama a su país, maneja la espada de manera excepcional, y forma parte del movimiento de culto al emperador. Un día asesina a un inspector, situación que le lleva a tener que pactar con el Shogunato para mantener su libertad. Su misión consiste en liderar un grupo de ronin en su viaje a Kyoto, y reestablecer la paz en el lugar. Sin embargo sus intenciones son muy diferentes y nunca estará dispuesto a abandonar sus verdaderos ideales.

El acontecimiento del que trata el film es la gran jugada de Kiyokawa al grupo llamado “roshi-gumi”. Para mí ha sido bastante interesante, ya que la única vez que lo había visto en pantalla fue desde el punto de vista de los defensores del Shogun (concretamente de la milicia Shinsengumi), y en esta ocasión es desde la otra parte, donde por ejemplo se nos ofrece una impresión totalmente opuesta de la aparentemente insignificante marcha de Serizawa Kamo, Kondo Isami, y Toshizou Hijikata (fundadores del Shinsengumi) del grupo.

La película es difícil de seguir durante la primera hora, ya que se construye mediante flash-backs de distintos momentos cronológicos. Esta dificultad de atención se suaviza al terminar cada uno de los recuerdos con la congelación de imagen.
Ahora bien, tampoco quiero exagerar demasiado o transmitir una falsa impresión. La trama está clara en todo momento, y aunque se nos escapen pequeños detalles por este motivo, no representa ningún problema importante.

Hachiro se nos presenta como un personaje “extraño”. El director utiliza los mencionados flash-backs para cubrirlo de incertidumbre, de modo que cada uno nos dará una versión distinta. No sabremos si es bueno o malo, si es de culto imperial o se ha pasado al Shogun, si le gusta matar o lo detesta…etc. La verdad la descubriremos al final, y en cierto modo Shinoda consigue ponernos a todos en la piel de los seguidores de Hachiro, absolutamente desconcertados hasta ese último instante.

La técnica del director es bastante monótona, nada te distrae de la acción, ni los escenarios ni la percusionista y casi inexistente banda sonora. La única nota que rompe la armonía es que en ocasiones se utiliza la cámara (de forma bastante exagerada) para tomas en primera persona.

Como conclusión final, “Ansatsu” es una película que se encasilla en un acontecimiento histórico que en mi opinión no tiene el atractivo suficiente para conquistar al espectador, sino todo lo contrario: puede llegar a aburrirle. Sin embargo los seguidores de Tetsuro Tamba podrán al menos disfrutar de la buena actuación del protagonista.

No hay comentarios: