Crocodile (Ag-o) (1996)


Hermosa violencia
Por Master of hate

Kim Ki-duk es el director que se ha puesto de moda y hoy desata pasiones entre sus fieles seguidores. Mucha gente habla de sus fantásticos y más recientes trabajos, en los que ciertamente ha alcanzado un dominio indiscutible de la belleza estética. Sin embargo no quiero dejar pasar la oportunidad de hablar sobre sus primeras obras y que mejor que rescatar su opera prima “Crocodile”.

Resulta una experiencia increíble visionar el primer film de este gran director y poder apreciar infinidad de cosas que están conectadas a cada una de sus posteriores películas. En esta ocasión, tenemos la prueba fehaciente de que Kim no es solo imágenes bonitas o brutalidad, en Cocrodile hay una historia muy interesante. La riqueza visual está presente en cortos intervalos, colocados con bisturí.

Yong Pae, más conocido como Cocodrilo, vive a orillas del río Han en medio de la pobreza y abandono junto a dos personas más; Yang Byul (Ahn Jae-hong), un inocente niño y su abuelo (Chun Mu-Song). Cada uno realiza diferentes actividades para ganarse la vida, aunque la diferencia radica en que Cocodrilo lo hace de varias formas ilícitas, incluso aprovechándose de los suicidios ocasionales que ocurren cerca de allí. Obviamente, este modo de operar siempre le trae problemas. Un día, una joven llamada Hyun Jung (Wu Yun-Gyeong) intenta suicidarse, sin embargo es rescatada por Cocodrilo, quien inmediatamente empieza a abusar sexualmente de ella. La bella joven, rápidamente se gana el aprecio de Yang Byul y su abuelo, que dentro de sus posibilidades intentan protegerla. Cocodrilo, por su parte, no desiste en su idea de golpear y abusar de la joven, pero poco a poco empieza a cambiar su alarmante violencia precisamente gracias a ella. A pesar de este cambio, sigue metiéndose en muchos problemas, y es precisamente a causa de uno de ellos que todos se verán comprometidos muy seriamente. Dentro de una vorágine de conflictos, Cocodrilo aprende el valor del amor y esa herida tan profunda que lleva parece que ha empezado a cicatrizar.

En “Crocodile”, el personaje epónimo es un villano que desde el primer instante incita al desprecio por su actitud tan violenta y cruel. Vive prácticamente sin una razón, como un animal, incapaz de controla sus deseos y perversiones. Su relación con el niño y el anciano es precaria, pero a pesar de estar tan desdibujada, tiene sentido a cada momento y se reconfigura en un momento dado. La aparición de Hyun Jung funciona como una especie de complemento y se acopla rápidamente como una especie de madre/hermana para Yang Byul, como una hija/nieta para el abuelo y como una potencial pareja de Cocodrilo. Este esquema, a pesar de ser sencillo, me incita a pensar que la aparición de la mujer, llena el vació de las tres figuras masculinas, sobretodo en el caso del niño y Cocodrilo, que son los personajes más necesitados de afecto.

Me impresiona la posición de cada personaje, puesto que aquí cada uno juega un rol muy particular, pero coinciden en la necesidad de una figura femenina. En el caso de Yang Byul, éste necesita una figura maternal, y en el caso de Cocodrilo, necesita comprensión y alguien que cure su trauma, claro está, su frustración y dolor hacen casi imposible cualquier acercamiento con esa intención. A pesar de tener un carácter indeseable, todos se acostumbran a su presencia, me arriesgo a decir que le tienen cierto aprecio o quizás lástima. En el caso del abuelo, éste funge como una especie de padre para Cocodrilo, sin embargo nada puede hacerle cambiar de actitud, salvo la aparición de Hyun Jung. Con este planteamiento, Kim marca la importancia de la mujer dentro de la vida del hombre, situación que se vera en muchas de sus películas, salvo el caso de ‘The Coast Guard” “Birdcage Inn” y “Samaria” en donde el concepto, aunque no se aleja, tiene un enfoque distinto.

Sobre la violencia es posible decir muchas cosas. Si la memoria no me falla, dentro de la filmografía de Kim, sólo he visto una mayor dosis de brutalidad contra la mujer en “Bad Guy”, y en algunas secuencias de “Address Unknown”. Así que probablemente aquellos(as) que en un momento dado han tildado de misógino a Kim luego de ver “Bad Guy”, van a tener mucho más que decir luego de visionar esta película. Por mi parte, no tengo problemas en decir que veo totalmente justificable la violencia en los filmes de Kim Ki-duk, y está no es una excepción. Aquí, es precisamente esa violencia la que define la personalidad del protagonista y la que lo caracteriza, llega un momento en el que pareciera simplemente imposible hacerle cambiar, pero sin embargo no es así.

El comentario social esta presente de principio a fin. ¿Qué hace esa gente viviendo en la más absoluta pobreza a orillas del río Han? Seúl es una gran metrópolis, pero toda ciudad por más cosmopolita que sea, tiene un lado oscuro que muchas veces se ignora. Los personajes principales en “Crocodile” son quizás aquellos en los que nadie se fijaría, claro, nadie que no sea Kim, quien hace de ellos los protagonistas, y tema de debate a la vez. La aparición de un vicioso policía deja en evidencia “la injusticia que comete la justicia”, cosa que sornará bastante ridícula, pero no hay otra manera de explicarlo.

Técnicamente me gustaría destacar las tomas bajo el agua, son algo que se ve un poco en “Wild Animals" y un poco más en “The Isle”, pero aquí son muy extensas y significativas. Por lo demás, hablando de la estética, ésta tiene mucha influencia en “Wild Animals” con la que comparte detalles importantísimos, como las estatuas que se ven constantemente, por no hablar de la escena final bajo el agua. La tortuga es un detalle que vemos en “Birdcage Inn”. El protagonista se asemeja enormemente al que vemos en “Bad Guy”. Hay muchas cosas más que decir, sin embargo dejo este punto inconcluso por razones de espacio.

Sobre la belleza estética que prácticamente abunda en otros filmes de Kim, aquí se halla colocada con mucha moderación, en escenas claves de la película. Hay que rescatar el valor de Hyun Jung cuyas habilidades artísticas se pueden asocial a Hyun-Shik de “The Isle” o Jin-a de "Birdcage Inn". Los cuadros, imágenes, dibujos, etc., son un detalle muy importante a lo largo del filme y esto desemboca nuevamente en los simbolismos, artilugio favorito del director.

La música siempre estará en un primer plano, ya que resulta increíblemente bella, aunque hay algunos contrastes notables que obviamente están hechos a posta. Unos cuantos fotogramas escogidos, conjuntamente con la música apropiada pueden hacer de una película inmensamente violenta como “Crocodile”, un film increíblemente bello y conmovedor, cosa que solo unos cuantos elegidos saben hacer. Y en este punto me remito al final de la película que es hermosamente desgarrador. Quizás el cine de Kim Ki-duk que muchos extrañan.

En definitiva, podemos hablar de que “Crocodile” es un interesantísimo documento que nos da el punto de partida en la carrera de este señor que ya es todo un referente del cine mundial. Recomendar una película de Kim Ki-duk, nunca dejara de ser un enorme placer, sin embargo, advertidos quedan de que esto no es “3-Iron”.

No hay comentarios: