Holiday (2006)


Buscando justicia
Por Master of Hate

Precedido por filmes de cierta importancia como “Liberame” y “Fighter in the Wind”, entre otros, el director Yang Yun-ho regresa con una nueva cinta bajo el brazo. Se trata de Holiday, film de alto presupuesto del cual se dice que más allá de estar basado en hechos reales, se reconstruye con elementos ficticios; al menos, así nos lo dan da a entender. Esto, en parte, resulta perfectamente lógico, puesto que en casos como “Silmido” o “The President last Bang” y muchas otra películas, existe ese trasfondo histórico, y por ende delicado, que muchas veces se puede malinterpretar. En este caso, ocurre una situación similar ya que lo que vemos aquí puede estar sujeto a serios cuestionamientos, por lo que es mejor poner los puntos sobre las íes de una vez, y asi, tomarse un poco más de libertad.

En vísperas de lo que sería la celebración de los juegos Olímpicos de Seúl, las autoridades gubernamentales buscan limpiar la ciudad de las zonas marginales y mostrar la mejor cara a los extranjeros. El método más sencillo y directo es la violencia; en medio de un desalojo violento, Ji Kang-hyeok (Lee Sung-jae) presencia con sus propios ojos la muerte de su mejor amigo. Kang-hyeok es llevado a prisión, en donde se halla a merced del mismo asesino de su amigo. Finalmente, todas las injusticias que ocurren dentro de la penitenciaria incitan a un grupo de reos a escapar de allí durante un traspaso. Kang-hyeok es el cabecilla, que busca no sólo salir de prisión, sino dar a conocer al mundo la realidad del corrupto sistema judicial en Corea.

“Holiday” nos brinda una excelente historia con actuaciones de gran altura. Los aspectos más representativos se construyen de manera solvente y no dan lugar a bajones o situaciones que comprometan el interés por la trama. Todas las escenas de acción tienen un nivel muy alto, véanse las escenas dentro de la cárcel, la fuga y el desalojo. Además, a pesar de haber varios personajes relevantes, casi todos consiguen un desarrollo importante o al menos aceptable, cosa nada fácil por cierto.

A pesar de haberse hecho todo tan bien, lastimosamente tengo que señalar un par de aspectos que han reducido el brillo de esta cinta. Ahn-seok (Choi Min-su), el antagonista, resulta extremadamente molesto, ya que a más de ser el estereotipo del malo, que hace mucho que no veía, parece sacado de una caricatura. Su importancia es trascendental y de allí que deriva mi desconcierto, pues considero un fallo haberle otorgado tal perfil. Otra de las cosas que quizás terminó jugando en contra, es la situación nada creíble que se da cuando los prófugos, en su intento de que sus voces sean escuchadas, se ven en la necesidad de retener por la fuerza a una familia. Pero lo desconcertante es que los rehenes terminan simpatizando con sus secuestradores en cuestión de instantes, quizás ocurrió de esa manera, pero en el film ha resultado algo forzado, al menos en mi opinión.

Resulta importante tomar en cuenta el aspecto político que en realidad se vuelve la motivación de los reos y en especial de Ji Kang-hyeok. La queja principal, va dirigida hacia una ley que incrementa la sentencia de los presos aparentemente sin ninguna base. Por otra parte se destapa la polémica con las palabras de Kang-hyeok que textualmente nos dice que una persona es inocente si tiene dinero, pero es culpable si no lo tiene. Estas palabras tienen toda la elocuencia del mundo, ya que es una verdad como un templo aquí y en donde sea. Sorprende finalmente el hecho de que la ley antes mencionada haya sido derogada durante la producción de esta película.

“Holiday” es una cinta de buena factura, con algunos desajustes que la verdad no empañan las virtudes que tiene. El trabajo de Lee Sung-jae en el rol protagónico resulta altamente satisfactorio. Lo recuerdo de cintas cómicas como "Kick the Moon" y "Dance with the wind" donde interpreta personajes radicalmente distintos. También hay otros actores notables que hacen su aparición, entre ellos: Eol Lee (Samaria), Jang Se-jin (de las dos primeras entregas de “My Wife is a Gangster”) y Yeo Hyeon-Soo (Bungee Jumping of Their Own), por nombrar algunos.

Como es de esperar, la música tienen un papel fundamental, en particular el tema Holiday de los Bee Gees, que personalmente tiendo a asociar más con “Nowhere to Hide”. No obstante, la importancia de esta canción radica en que fue Ji Kang-hyeok (el verdadero) quien pidió a la policía hacer sonar, mientras se encontraba en su último reducto, y obviamente de allí también el título de esta película.

Es más que evidente que la actual corriente cinematografía coreana se decanta por revivir su pasado histórico. Con ésta ya son varias las películas que traen la nostalgia de antaño y que sirven de inspiración para muchos cineastas. En el caso de Yang Yun-ho, éste es su segunda película en esta línea, ya que “Fighter in the Wind” también está basada en la vida de un personaje real.

No me cabe la duda de que el potencial del filme daba para más y por consiguiente el resultado pudo haber sido aún mejor, no obstante resulta una película excelente.

No hay comentarios: