My Boss, My Hero (2001)


Algo inimaginable en Las Vegas
Por Master of Hate

El 2001 vio como las cintas de gángsteres ocupaban lugares estelares entre las películas más taquilleras del año. Así que no debe ser sorpresa que sigamos viendo a sus correspondientes secuelas ubicarse por lo alto de la taquilla. Como ejemplos más representativos de este género tenemos a “My Wife is a Gangster”, “Marrying The Mafia” y como no “My Boss, My Hero”. Todas ellas darían lugar a exitosas secuelas que justifican su presencia en el mercado. “My Boss, My Hero” es la ópera prima del realizador Yun Je-gyun (mismo que después dirigiría "Sex is Zero"), que sin ser ninguna genialidad, tiene los condimentos más importantes a la hora de hacer este tipo de películas.

Gye Do-shik (Jeong Jun-ho) es el segundo al mando de un grupo organizado, sin embargo, le resulta muy difícil ocupar un cargo de tanta envergadura porque que no cuenta con un diploma universitario, ni tan siquiera un diploma de secundaria. Debido a esta bochornosa situación, que le impide hacerse cargo de asuntos más importantes, Do-shik tiene que regresar a clases y obtener su título. Los días de secundaria no son nada fáciles, y menos cuando los asesores de Do-shik a veces complican las cosas; de todos modos este no es el problema principal. La estancia en el plantel elegido, desvela muchas irregularidades dentro del sistema. Finalmente, luego de muchas vicisitudes, Do-shik tiene que tomar la decisión de intervenir a favor de las victimas o ignorar lo que ocurre, por el bien de su organización.

“My Boss, My Hero” resulta una película que sabe mezclar bien la comedia, la acción y lo mas importante de todo es que tiene un mensaje dentro de ella. Pero quizás esto no basta para clasificarla dentro de las joyas del cine coreano, por el contrario esta bastante lejos de serlo. Su virtud son los buenos momentos que ofrece, quizás sufre un ligero desajuste en la primera parte, pero nada que comprometa demasiado. Obviamente, como comedia resulta entretenida y excelente opción para pasar el rato; sus falencias se cubren por si solas y también depende de uno, ser un poco condescendiente en estos casos.

En cuando a lo que se ha mencionado, sobre el mensaje; existe una crítica o cierta denuncia sobre las situaciones que se pueden dar dentro de un salón de clase. Primeramente esta la violencia por parte del sistema educativo (hay una escena en particular bastante fuerte), la corrupción de los dirigentes del plantel, y muchas otras irregularidades que se ven a lo largo de la historia. Existe más de un giro dramático, pero se justifica debido a que ayuda a seguir revelando problemas de tipo más personal y ético.

Las actuaciones son bastante buenas, pero la lista es bastante extensa así que me limito a citar a los fieles hombres de Do-shik, ya que resultan de gran ayuda al propósito principal de la película: entretener. Jeong Woong-in ("The Foul King") interpreta a Kim Sang-do, mano derecha y a veces salvavidas de Do-Shik; y Jeong Un-taek ("Friend") como Dae Ka-ri, que es un personaje que hay que verlo para entenderlo.

No se pueden dejar de lado las escenas de acción que están bastante bien hechas y por allí, incluso se ve una muy familiar bajo la lluvia y en cámara lenta, que a muchos les traerá un recuerdo inmediato de otra película muy conocida.

Haciendo honor a la verdad, hay que decir que “My Boss, My Hero” no es una cinta de muchos quilates, pero tiene ese algo que termina convenciendo y que hace que valga la pena darle una oportunidad.

No hay comentarios: